Tecnología obsoleta, la responsable del panqué malo en Santiago de Cuba

El panqué es uno de los dulces más demandados por las familias cubanas, ya que sirven como merienda para los niños e incluso universidades del país.

Panqué Santiago / Foto: Sierra Maestra

El atraso tecnológico que experimentan varias empresas cubanas impactan de forma negativa en los procesos de producción. Ejemplo de esto es lo que ocurre en la Fábrica de Panqué Santiago en Santiago de Cuba, donde el producto presenta mala calidad debido, según sus propios encargados, a la tecnología obsoleta con la que se trabaja.

Odalis Fong Mustelier, administradora de la fábrica, indicó que las quejas de algunos ciudadanos sobre la calidad y presentación del panqué se debe a los viejos moldes que desde hace décadas debieron ser cambiados.

El panqué es uno de los dulces más demandados por las familias cubanas, ya que sirven como merienda para los niños e incluso universidades del país. Su producción se ha visto afectada por la situación socioeconómica de la nación caribeña, pero Fong Mustelier afirma que han logrado “cumplir” pese a la “compleja situación del territorio” frente al coronavirus.

Con respecto a las quejas de los ciudadanos sobre la presentación y la calidad del Panqué, la funcionaria aclara que:

“El panqué de 615 g se realiza en moldes antiguos, y la masa con el calor se deforma. No pierden en gramaje, sino en forma y estética. Tenemos que hacer reparaciones apenas tengamos la oportunidad, ya que en estos momentos no podemos cesar las producciones, pero solicitamos a Retomed nuevas piezas para efectuar las transformaciones en cuanto estén disponibles”.

El diario Sierra Maestra, quien entrevista a la funcionaria castrista, no informa desde hace cuánto tiempo se hizo esta solicitud o cuánto tardará en ser atendida. Sin embargo recuerda que sus operaciones no cesan ya que vende “todos los días” la producción que se hace de forma diaria.

“Contamos con un total de 21 trabajadores, distribuidos en las áreas y dos turnos, de 10 y 11 integrantes. De ahí que laboran los grupos un día sí y otro no”.

Aseguran que otro problema que tienen son las cajas donde venden los panqués. Ya que estas aún no se han “actualizado” y aún mantiene un gramaje equivocado.

“Por otra parte, las cajas en que se comercializan estos tipos de panqués son las mismas de hace varios años que decían erróneamente 1 000 gramos. A partir de algunas inquietudes de la población y quejas lo que hacemos es tachar de forma manual esa cifra y colocar la cantidad establecida de 615 g”.

Reconoce que si bien el producto están “más caro”, afirma que la calidad es “mejor” a su juicio.

“Por ejemplo, en la Cadena del Pan se le añade frutillas y pasas, y las ventas son más económicas, a $18. Mientras que nosotros no trabajamos con esta materia prima y son más costosas las ofertas”, concluyó.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.