También República Dominicana exigirá visas a los cubanos para transitar por ese país

Se suma a países como Panamá y Colombia, que impusieron la obligatoriedad de esos permisos en las pasadas semanas.

Aeropuerto Internacional Las Américas de santo Domingo. AEROPUERTOS.NET

Los ciudadanos cubanos que viajen a República Dominicana en tránsito hacia terceros países estarán obligados en lo adelante a tener una visa dominicana, anunció la Dirección General de Migración del país caribeño.

De acuerdo con la resolución DGM-06-2022, emitida el 23 de marzo por la autoridad de Migración local, en caso de que los viajeros cubanos tengan residencia o ciudadanía de Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, los Países Bajos de la Unión Europea o los 27 miembros del espacio Schengen, no necesitarán un visado dominicano.

La normativa viene acompañada de otra que autoriza la entrada a esa nación en calidad de turistas a los cubanos residentes en los Estados Unidos con sus pasaportes vencidos.

Según el reporte del medio local Diario Libre, la disposición fue enviada a los coordinadores generales de los Servicios Migratorios en los aeropuertos internacionales, puertos, muelles y puntos fronterizos dominicanos.

República Dominicana se suma así a naciones vecinas como Panamá y Colombia, que impusieron la exigencia de obtener visados para hacer tránsito en esos países, que los cubanos usan para viajar a destinos como Nicaragua, que no les exige visado, y desde donde la mayoría busca seguir viaje rumbo a la frontera sur de EEUU.

El nuevo éxodo masivo que afecta a Cuba, el mayor desde 1993, ha supuesto que decenas de miles de personas abandonen la Isla desde que las autoridades reabrieran los aeropuertos a los vuelos comerciales en noviembre pasado.

A fines de 2021 la prensa dominicana informó que un promedio de 1.000 pasajeros diarios procedentes de Venezuela y Cuba utilizaban el Aeropuerto Internacional de Las Américas de Santo Domingo como puente en su tránsito hacia Estados Unidos o sus respectivos países.

Por otro lado, hace apenas dos semanas el Ministerio Público de ese país insular informó sobre el desmantelamiento de una supuesta red del crimen organizado, dedicada al tráfico de inmigrantes en la frontera con Haití.

La denominada «Operación Iguana» desarticuló la red en el marco de la investigación del «Caso La Placa», por el que el 8 de diciembre de 2021 fue arrestado Deivi Novas Reyes, quien trasportaba de manera ilegal a dos mujeres cubanas y a sus respectivos hijos desde Haití hasta República Dominicana.

Las mujeres y los menores se encontraban ocultos en la cabina trasera de un camión, conducido por un hombre que fue identificado como Kelvin Montero, quien dijo los entregaría a Deivi Novas Reyes, supuesto empleado del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA).

El arresto de Novas Reyes se produjo en el puesto de chequeo fronterizo del Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza (CESFRONT) y de la Dirección General de Migración (DGM), conocido como La Bomba, ubicada en la sección Mal Paso, de Jimaní.

Luego de la detención de estas personas, dos cubanos, esposos de las arrestadas, denunciaron que el encargado de la DGM en la zona fronteriza de Jimaní, Roberto Méndez Pérez, junto a otras personas, los extorsionaron con el pago de 5.200 dólares para retornar a sus cónyuges e hijos a República Dominicana desde Haití.

«La red utilizó la frontera dominico-haitiana como centro de operaciones, especialmente la provincia Independencia, municipio Jimaní, desde donde lograron trasladar a personas, las cuales introdujeron a territorio dominicano debido a que su cabecilla se desempeñaba como coordinador migratorio en Jimaní y lideró la violación de los controles migratorios que debía ejecutar en nombre de la DGM», dijo el Ministerio Público en una nota de prensa.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%