HOSPITAL CALIXTO GARCIA

El primer ministro cubano, Manuel Marrero Cruz, explicó este jueves que, atendiendo a la recomendación de expertos, quedan suspendidas las visitas a los pacientes en los hospitales cubanos.

“Hay que suspender las visitas a los pacientes en los hospitales. Esto no es bueno para el hospital, no es bueno para el paciente, y no es bueno para los que visitan”, dijo el primer ministro, que no precisó hasta cuándo estará vigente la suspensión.

Marrero Cruz indicó, no obstante, que tendrán un acompañante los hospitalizados que así lo requieran, pero siempre con un pase que podrán ir rotando entre familiares. 

Esa cantidad de personas que a veces va a un hospital, sin las más elementales medidas, realmente no es favorable para nadie”, añadió el alto cargo cubano, que justifica la prohibición en aras de minimizar la exposición a posibles contagios de coronavirus.

En lo que respecta a la información de tipo sanitario que regirá a partir de la nueva normalidad, Marrero Cruz indicó que se garantiza el total restablecimiento y reapertura de la red de servicios de la salud.

Ello incluye los servicios en consultorios médicos, policlínicos, hospitales y todo tipo de consultas e intervenciones quirúrgicas, en los que asegura que serán cumplidas las normas de bioseguridad.

En lo que respecta a los servicios de urgencia, el primer ministro cubano aludió al cumplimiento de un protocolo para aislar a los pacientes que acudan a consultas de emergencia con síntomas de COVID-19.

Precisó, igualmente, que en cada provincia por lo menos estará montado y listo un hospital para adultos y otro para recibir a pacientes pediátricos que sean posibles casos de COVID-19. Por último, concluyó que forma parte del plan inmediato acelerar el desarrollo de la terapia intensiva en el país, con la ampliación y modernización de ese servicio.

Nueva normalidad en la mayoría de provincias

El Gobierno cubano anunció este jueves que Cuba entrará en la fase de nueva normalidad el próximo 12 de octubre, a excepción de las provincias de La Habana, Ciego de Ávila y Sancti Spíritus, que todavía tienen focos de coronavirus activos.

Ciego de Ávila y Sancti Spíritus continuarán en la fase de “transmisión autóctona limitada”, que implica restricciones como el cierre de negocios y centros recreativos y limitación del transporte público.

La Habana, por su parte, pasará a la fase 3 aunque se mantienen algunas restricciones, entre ellas el cierre del aeropuerto “José Martí” para la llegada de vuelos internacionales.

Entre las medidas más importantes que regirá en los territorios abiertos a la “nueva normalidad” se encuentra la reapertura del tráfico internacional en la mayoría de los aeropuertos del país.

En la nueva fase se mantiene la importancia del distanciamiento físico, el uso de la mascarilla, el lavado frecuente de las manos, un incremento de las normas de higiene y los pesquisajes. 

A la espera de datos de este viernes, el jueves Cuba registró 19 nuevos casos de COVID-19, 11 de ellos en La Habana y el resto en Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, con lo cual el acumulado total de infectados con el nuevo virus se elevó a 5917.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.