#SOSMatanzas: numerosos cubanos piden ‘una brigada Henry Revee’ para enfrentar la emergencia sanitaria en la provincia

El científico cubano Amílcar Pérez Riverol dice que la situación en Matanzas refleja un ‘escenario epidemiológico crítico’.

Un médico cubano ofrece información sobre el Covid-19 en la calle. AP

Utilizando el hasthag #SOSMatanzas, numerosos cubanos iniciaron una campaña en las redes sociales solicitando ayuda humanitaria para la provincia, cuyos centros sanitarios han colapsado por la elevada cifra de pacientes con coronavirus, en un momento marcado por una severa escasez de medicamentos en el país.

Entre las personas que han solicitado ayuda internacional utilizando el hashtag se encuentra una matancera llamada Yeni Herrera, quien dijo haber vivido en carne propia «llegar a un centro médico y mirarle los ojos a los doctores y las enfermeras, que con voz baja y temblorosa te dicen: ‘lo siento, pero no tengo nada para bajarte la fiebre‘».

«Te dan una receta de antibiótico aun sabiendo que en las farmacias de toda Cárdenas, y quizás en la provincia entera, no lo vas a encontrar. Te llevas a casa al paciente con malestares y síntomas de un posible Covid-19 con el corazón en la garganta, porque en casa tienes otros familiares que también pueden ser vulnerables», agregó Herrera.

El cineasta cubano Ian Padrón, por su parte, compartió un mensaje de su prima Belice Blanco, residente en las cercanías de Varadero, quien pidió «que vaya la brigada Henry Reeve para Matanzas y ayude como mismo hace en tantos países», pues «los hospitales están colapsados, el personal médico agotado, y nuestras familias en terror».

«Es hora de exigir se permita la entrada de la Cruz Roja internacional para controlar la situación en nuestra amada Cuba. Es obvio que la potencia médica es impotente. Las vidas de los cubanos importan», escribió otra usuaria llamada Bárbara Travieso.

Al respecto, el científico cubano Amílcar Pérez Rivero dijo que «las cifras de casos confirmados diarios de la Covid-19 en Cuba, y particularmente en Matanzas, plantean un escenario epidemiológico crítico».

Las autoridades cubanas temen que la situación empeore. «Hay que estar preparados para un incremento, superior al incremento que hemos tenido con respecto a otras etapas«, dijo este lunes Joel Queipo Ruiz, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido.

A su vez, el viceministro Jorge Luis Tapia Fonseca reconoció que uno de los principales problemas de los matanceros es «la calidad de la atención a los pacientes», por lo que instó a incrementar el número de centros de aislamiento y a mejorar «integralmente» las condiciones de estos.

La periodista cubana María Antonieta Colunga compartió en sus redes sociales una carta escrita por la psicóloga Daily Rizo Cabrera, quien trabaja en el Policlínico Héroes del Moncada, de Cárdenas, y afirmó que la población local «está sufriendo la enfermedad más mortífera del último siglo y se siente desprotegida, atemorizada, siente que les falta la mano del médico que conoce hasta sus resultados de glicemia».

«No les llega la atención médica cuando más la necesitan, o deben esperar en un estado de salud deteriorado largas colas, y la razón es que no existe suficiente personal sanitario para cubrir todos los frentes que se están llevando a cabo al mismo tiempo en el territorio», afirmó la psicóloga.

«Nuestra gente, incluso encontrándose en una institución habilitada para pacientes positivos, sufre la ausencia de los tan buscados y necesarios antibióticos, esteroides, antipiréticos, etc. La realidad es que no existen los medicamentos para tratar los diferentes síntomas que presentan los pacientes positivos al Covid-19«, denunció.

La psicóloga también hizo referencia a la situación de los trabajadores de la Salud en la provincia, quienes en ocasiones deben laborar entre siete y 15 días consecutivos en centros de aislamiento con más de 100 pacientes positivos al virus a su cargo y solo la ayuda de una enfermera.

Rizo Cabrera calificó de «insuficiente», «triste» y «degradante» la alimentación de los profesionales sanitarios. «Los he visto sufrir mucho por decirle a los pacientes no tengo camas, no hay capacidad, se agotaron los PCR, no hay medicamentos, deben trasladarse por sus propios medios, no llega la ambulancia, su familiar ha fallecido», agregó.

Ante semejante situación, la psicóloga recomendó pedir «insumos médicos y alimentación para cubrir los centros de aislamiento (…) El país no está en condiciones y lo entendemos, pidamos ayuda, a la Organización Mundial de Salud (OMS), a la comunidad internacional, a los países amigos, a cualquiera que desee brindarla».

La profesional sanitaria cuestionó que los medios de prensa muestren las «salas privilegiadas del Hospital Faustino Pérez y no muestren los videos que circulan por las redes de los pasillos colapsados del Hospital Julio Aristegui Villamil de Cárdenas».

La respuesta de las autoridades continúa siendo insuficiente. Durante una reunión para analizar la crisis sanitaria en la región, el primer ministro, Manuel Marrero, dijo que se incorporarán 370 recién graduados a los servicios médicos en la provincia.

El ministro de Salud cubano, José Ángel Portal Miranda, anunció que en las próximas 24 horas se sumarán a Matanzas 100 médicos y 100 enfermeras de todo el país para apoyar en el enfrentamiento al Covid-19. También se incorporarán 18 médicos y enfermeras de los servicios de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) en Cárdenas.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.