Sindicalistas independientes cubanos rechazan la marcha del Primero de Mayo organizada por el régimen

Más de 120 trabajadores, incluidos sindicalistas independientes, están en la cárcel o enfrentan procesos judiciales por protestar el 11J.

Desfile del 1 de mayo en Cuba. CHIARA PIZZIMENTI VANITY FAIR

La Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC) rechazó la marcha organizada por el régimen en conmemoración por el Día Internacional de los Trabajadores y pidió a los ciudadanos no desfilar mediante un comunicado emitido este domingo al que tuvo acceso DIARIO DE CUBA.

«El Gobierno castrista desde la celebración del 1 de mayo de 1960 eliminó toda demanda de reivindicación laboral de los asalariados, jubilados y sus familiares, como si de repente hubieran alcanzado el bíblico paraíso terrenal», denunció la ASIC.

Los integrantes de la organización independiente denunciaron que desde la llegada al poder de Fidel Castro «desapareció la característica imagen del trabajador ese día alzando carteles con demandas obreras», los cuales fueron «sustituidos por otros de elogios al régimen».

El texto denuncia que en Cuba no se reconoce el derecho a huelga ni a participar en protestas tanto públicas como privadas, por lo que los trabajadores pueden ser expulsados de sus centros laborales, multados e incluso encarcelados.

«En estos momentos más de 120 trabajadores, incluidos sindicalistas independientes, están en la cárcel o enfrentan procesos judiciales por participar de las históricas manifestaciones masivas del pasado 11 de julio«, informó la organización.

Los sindicalistas independientes también denunciaron que «el régimen sólo permite un único sindicato, la oficialista Central de Trabajadores de Cuba (CTC), cuya dependencia política queda retratada en su secretario general, Ulises Guilarte De Nacimiento, quien forma parte del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC) y es un cómplice a todas luces de los abusos y atropellos que se gestan contra los trabajadores cubanos».

La ASIC también recodó que «ha presentado formalmente en varias ocasiones la solicitud de legalización ante el Registro de Asociaciones del Ministerio de Justicia, en correspondencia con el Artículo 63 de la Constitución de la República de Cuba y los Convenios 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), reconocidos por Cuba, recibiendo como única respuesta hasta hoy la represión política«.

Los integrantes de la organización sindical exigieron al régimen «la restitución de los derechos inalienables conculcados a los trabajadores durante más de 60 años como son la libre sindicalización, la negociación colectiva y el derecho a la huelga».

Por último, pidieron «la liberación incondicional de todos los sindicalistas independientes y trabajadores encarcelados bajo espurios delitos» en la Isla.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%