Silverio Portal describe el horror que vivió en prisión durante más de dos años

  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Silverio Portal

El preso político cubano Silverio Portal Contrerasliberado este martes bajo una licencia extrapenalluego de más de dos años en prisión, denunció el maltrato físico y psicológico al que fue sometido y responsabilizó a la Seguridad del Estado de su delicada condición de salud.

Durante el tiempo que estuvo preso, el también activista de la organización opositora Cuba Independiente y Democrática (CID) sufrió una isquemia y un infarto cerebral, y aún con su delicado estado de salud fue recluido en celdas de castigo por intentar denunciar las arbitrariedades que cometían los guardias con él y otros presos. 

«Me condenaron a cuatro años de privación de libertad por oponerme al Gobierno cubano, y la policía política siempre fue la que llevó mi caso. Mira dos años después la situación que tengo: dos infartos cerebrales y, producto de eso, también sufro de crecimiento del corazón, y la culpa recae en la Seguridad del Estado«, dijo en entrevista con Radio Televisión Martí.

En la prisión 1580, en San Miguel del Padrón, un guardia lo empujó esposado y Silverio cayó debido a los problemas de equilibrio que le dejaron las isquemias, y se dio en la cabeza contra el contén, contó este miércoles a La Hora de Cuba. El golpe le provocó una inflamación enorme en la mitad de la cara y así lo llevaron para la celda. Como consecuencia, perdió la visión de ese ojo.

«Sí hubo maltrato físico conmigo; esto es una causa política la que ellos me aplicaron», destacó Silverio.

El activista de CID también tiene afectaciones en la visión debido a sus problemas de hipertensión arterial. Los infartos también le han dejado secuelas en su capacidad motora y en el habla.

«Todavía estoy hablando un poco mal y arrastro la pierna izquierda (…), no tengo movilidad en el brazo, y entonces determinaron sacarme para la calle», explicó sobre su repentina excarcelación.

Además de todo el maltrato físico, durante mucho tiempo, tuvo prohibidas las visitas reglamentarias y las llamadas telefónicas.

Silverio, de 58 años y declarado Prisionero de Conciencia por Amnistía Internacional en 2019, fue condenado a cuatro años de prisión por los supuestos delitos de «desacato y desorden público», de los cuales cumplió dos años, 9 meses y 13 días.

Acerca de las precarias condiciones de la prisión 1580, Silverio contó: «El sistema alimentario dentro de la 1580 está muy mal. Eso es comida para cerdos. Y una de las razones por las que me liberaron es por la falta de medicamentos. Me mandaron cinco tipos de medicinas para el tratamiento y no había ninguna, no hay sillas de ruedas, no hay ni pijamas en el puesto médico. Hay muchos reos con diversos padecimientos y no hay nada para tratarlos. Tampoco hay sábanas, ni toallas».

Silverio subrayó que su liberación también se debe a que la Seguridad del Estado temía que él se les muriera en la cárcel, debido a la gran visibilidad internacional que ha tenido su caso, por la cual agradeció a Amnistía Internacional, a la prensa independiente y a todas las organizaciones y los cubanos que ayudaron a denunciar y visibilizar su situación.

Tomado De CIBERCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.