Silencio sospechoso de las autoridades cubanas sobre los 9 balseros desaparecidos

La esposa de Adrián Suárez Fernández desconfía de la versión oficial sobre el hundimiento de la embarcación frente a las costas de Mayabeque

Siete de los nueve balseros desaparecidos en Mayabeque: Adrián Suárez, Osvaldo Javier Domínguez, Diosnel Pérez, Reiber, Carlos Alberto del Valle, Luis Miguel y Freddy Idalberto Pécora. (Collage/Cortesía)

Dahian Torres Leyva está desesperada. Su esposo, Adrián Suárez Fernández, es uno de los nueve balseros desaparecidos frente a las costas de Santa Cruz del Norte, en la provincia de Mayabeque, el pasado 22 de junio.

De esto las autoridades no le han comunicado nada. La joven, de 22 años y una niña de mes y medio, cuenta a 14ymedio que se enteró por los familiares de los seis sobrevivientes, todos ellos del poblado de Pedro Pi, Mayabeque, que, refiere, se encuentran detenidos.

A dos de ellos, detalla Torres Leyva, los apresaron en la misma playa; los otros cuatro pudieron volver a sus casas, donde la Policía los fue a buscar.

Después, vio la nota en la prensa oficial, que reprodujo un comunicado del Ministerio del Interior el lunes 27 de junio, con un relato inverosímil de los hechos.

No se explica cómo esos seis hombres pudieron volver a la tierra si la lancha se hundió «a una distancia considerable de la costa»

«En la madrugada del 22 de junio, efectivos de la Policía Nacional Revolucionaria detectan a un ciudadano en la costa, próximo a la termoeléctrica de Santa Cruz del Norte, Mayabeque, con quemaduras por el sol y síntomas de deshidratación», señalaba ese reporte, que aseguraba que la persona formaba parte de «un grupo de 15 hombres que se habían lanzado al mar» por la zona de Jibacoa en la noche del 20 de junio con el objetivo de abandonar el país y que, al día siguiente, la embarcación «se había hundido a una distancia considerable de la costa».

No se explica cómo esos seis hombres pudieron volver a la tierra si la lancha se hundió «a una distancia considerable de la costa».

La última vez que supo Torres Leyva de su marido fue la madrugada del 21 de junio, cuando le contó que estaban a punto de salir. «No se ha sabido de él hasta hoy».

De la embarcación, por más que ha preguntado, dice, no le han dado información, o algún detalle que pudiera servir para reconocerla en fotografías. «Lo que dicen los que salieron es que se hundió», explica. «Lo que los familiares no entendemos es cómo puede ser posible que no se encuentre ni embarcación, ni cuerpos… Entonces sale esta noticia de los nueve balseros cubanos en Bahamas, que no puede ser tanta coincidencia. No sabemos si están diciendo la verdad ellos o pasó otra cosa».

Acerca de los desaparecidos, proporciona los nombres de seis de ellos, además del de su marido: Osvaldo Javier Domínguez, Diosnel Pérez, Reiber, Carlos Alberto del Valle y Freddy Idalberto Pécora.

«Yo nunca estuve de acuerdo con su salida, pero siempre me decía: Dayan, yo quiero un futuro mejor para mi hija, aquí no lo voy a tener»

Torres Leyva lamenta que la información no se haya proporcionado directamente a los familiares: «En una publicación de Cubadebate, que a mí me pareció una falta de respeto, porque al final somos familia y nos duelen las cosas que dicen, escribieron que están esperando que los cuerpos flotaran para ver si aparecen».

Los 15 muchachos, todos varones, que iban en la barca eran de la misma zona de Mayabeque. «La mayoría de los 15 tienen hijos y ya no saben cómo salir adelante», dice Torres Leyva.

Las razones de su esposo, Adrián Suárez Fernández, de 28 años, para migrar son las mismas. «Yo nunca estuve de acuerdo con su salida, pero siempre me decía: Dayan, yo quiero un futuro mejor para mi hija, aquí no lo voy a tener».

La joven indica que Adrián, que no trabajaba desde hacía dos meses por una operación de apendicitis, tiene esta cicatriz en el abdomen por la que puede ser reconocido. Aunque el comunicado del Ministerio del Interior aseguraba que «continúan las acciones de búsqueda, así como las investigaciones por las autoridades competentes para el total esclarecimiento de este doloroso hecho», Torres Leyva dice que han suspendido la búsqueda en Santa Cruz del Norte.

Le queda una esperanza: que su marido pueda estar entre esos balseros cubanos que, según ha leído en redes, fueron interceptados en Bahamas.

TOMADO DE 14MEDIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%