Actualidad, acontecimientos y lucha continua por una Cuba Libre
RegistrateInicia Sección

El número de habaneros que reciben agua únicamente a través de pipas ha aumentado hasta 34.799 en total

Los salideros de gran envergadura son uno de los principales problemas en el abasto de agua (Foto: Periódico Cubano)

El ingeniero Manuel Paneque Gómez, delegado provincial de Recursos Hidráulicos en La Habana, admitió las graves fallas en el abasto de agua en la capital, que afectan principalmente a los municipios Playa, La Lisa y Marianao.

El diario oficialista Tribuna reportó que durante la sesión semanal del Consejo de Defensa Provincial (CDP), Paneque Gómez precisó que las cuencas Ariguanabo, Jaruco y Almendares-Vento alcanzan sólo el 33% de su capacidad de almacenaje, mientras que la Cuenca Sur presenta un estado más favorable, pero no llega al 70%.

Actualmente, la ciudad tiene un déficit de 969 litros por segundo y solo trabajan a plena capacidad siete de los diez equipos de bombeo, lo que ha incidido en la reducción de los horarios de suministro en los municipios más afectados.

El funcionario reconoció el aumento del número de habaneros que reciben agua únicamente a través de pipas, hasta 34.799, debido a fallas provocadas por la sequía, y también a las deficiencias técnicas y de infraestructura del sistema hidráulico cubano.

“El número de personas que reciben ese líquido vital por el servicio de pipas; de ellos 9 000 se han incorporado a esa modalidad por los efectos de la sequía, 16.743 lo reciben de manera permanente por problemas de infraestructura, y el resto por otras condicionantes técnicas”, dijo.

Un bien escaso en época de pandemia

Si bien las afectaciones en el abasto de agua constituyen un problema reincidente para el habanero, que ocasiona todo tipo de problemas y enfermedades, en el contexto actual de la ciudad, epicentro de la pandemia, se agudiza aún más el problema, pues afecta directamente una de las principales medidas para frenar la enfermedad: las condiciones higiénicas.

Ante este panorama, el gobierno provincial anunció que tomará un conjunto de medidas: ajuste semanal de los horarios de abasto, regulación y fiscalización del consumo de agua para los grandes consumidores estatales y privados (fregadoras de autos, piscinas), incrementar los trabajos de supresión de salideros de gran envergadura, y reforzar la hidrometría y las tarifas.

El director general de Aguas de La Habana, Leonel Díaz Hernández, anunció que se están considerando otras acciones, las cuales serán presentadas al CDP en abril. 

Los directivos provinciales afirmaron que la medida más importante será profundizar en campañas que insten a los capitalinos a ahorrar el agua, una convocatoria absurda teniendo en cuenta las insuficiencias del abasto, pues muchas familias reciben tan solo una pipa de agua para abastecerse en el hogar.

El gobierno emplea una vez más su tan conocida práctica de pedir a los cubanos que se sacrifiquen por “todos y para el bien de todos”, una manipulación que les permite seguir evadiendo sus responsabilidades en los principales problemas que aquejan a la población.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Share This
A %d blogueros les gusta esto: