Esta joven desde el mes de abril no logra conseguir champú en la isla desabastecida, y se ha visto obliga a lavar su cabello con detergente líquido

Las denuncias de los cubanos a través de las redes sociales y medios independientes ante la terrible crisis económica que sufre el país desde 2018 no se detienen, más bien cada día son más los que se suman a la ola de críticas que genera el desabastecimiento de productos de primera necesidad, una situación que impera en toda la geografía nacional.   

De estas denuncias es significativa la de una joven residente de la provincia de Matanzas, quien desde el mes de abril no logra conseguir champú y se ha visto obliga a lavarse el cabello con detergente líquido.

Dayana Silot Piedra, que es como se llama esta joven cubana, realizó su denuncia a través de la red social Facebook, mediante una publicación en el grupo HAKUBA, el cual tiene como fin informar a los cubanos y al mismo tiempo permitirles que expresen sus opiniones políticas, algo que dentro de la isla el régimen no permite, y hasta condena.

“Yo llevo lavando mi pelo con detergente liquido el que venden en la bodega, y cada tres meses, desde abril, si lo uso todo me quedo sin fregar”, escribió Dayana Silot.

De igual manera aprovechó su publicación para denunciar que no consigue puré de tomate desde hace mucho tiempo, tanto que dice a modo ilustrativo: “ya ni recuerdo el sabor”.

Asimismo se quejó de la escasez de jabón, producto que es imprescindible para mantener una buena higiene personal, más aún en medio de la crisis epidemiológica que vive el país, desde que en marzo último se diagnosticaran los primeros casos positivos al nuevo coronavirus.

Al final de su publicación Dayana también se queja de la escasez de yogur. Recordemos que hasta hace unos meses gran parte de ese lácteo consumido por los cubanos provenía de producciones artesanales realizadas por campesinos, pero el régimen se encargó, con una especie de cacería de brujas, de hacer que desapareciera. Aunque hay que aclarar que nunca los campesinos, ni ningún otro cubano, han tenido permiso para comercializar el yogur que producen.

“Dios mío el otro día, mi niña tuvo diarrea, y me decían, dale un poco de yogur natural, que es un reconstituyente de la flora intestinal, uyyyy ¿dónde había? Esto da pena”, concluye Dayana.

La denuncia de esta joven es solo una dentro del mar de críticas que diariamente realizan los cubanos, ante las cuales el régimen no reacciona, al no ser para difamarlos, acusándolos de ser mercenarios al servicio de los Estados Unidos, incluso para castigarlos, con multas de hasta 3 mil pesos.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.