Seis meses después, llega a Cuba el cuerpo de un médico fallecido en Guinea Ecuatorial

A la espera de traslado también están los restos de otros profesionales enviados a trabajar en ese país y que murieron en los últimos dos años.

Sepelio del médico Medardo Santovenia Hernández. RADIO MINAS/FACEBOOK

Los restos mortales de un médico cubano fallecido en Guinea Ecuatorial el pasado 15 de octubre arribaron el miércoles en la noche a Cuba después de seis meses de espera para ser repatriados a la Isla. 

Se trata del doctor pinareño Medardo Santovenia Hernández, quien murió a causa de complicaciones del Covid-19. El profesional enviado al exterior en una de las cuestionadas «misiones» del Gobierno cubano finalmente fue sepultado el jueves en el cementerio Santa Lucía después de un breve velatorio en la funeraria de Minas de Matahambre, donde residía, según recogió la oficial Radio Minas Digital.

La propia emisora local informó en redes sociales del arribo al país del cuerpo a través del Aeropuerto Internacional Juan Gualberto Gómez de Varadero, de los requerimientos epidemiológicos establecidos por el Instituto de Medina Legal, y del posterior arribo al municipio de Pinar del Río. También compartió varias imágenes del sepelio y extendió «las más sentidas condolencias» a sus familiares y amigos.

Ni la Brigada Médica Cubana (BMC) en Guinea Ecuatorial, ni la denominada Unidad Central de Cooperación Médica, ni el Ministerio de Salud Pública, informaron de la repatriación del cuerpo de Santovenia Hernández ni de otros profesionales que fallecieron en ese país en 2020 y 2021, y que, por las circunstancias de la pandemia, seguían a la espera de un enterramiento en su tierra.

Sí anunciaron la llegada a La Habana de «128 colaboradores cubanos que prestaron servicios por más de 24 meses en Guinea Ecuatorial» con la habitual propaganda que acompaña al recibimiento. El grupo estaba compuesto por profesionales de diversas especialidades, dispersos en varias instituciones del sistema de salud del territorio africano.

Otros fallecidos de cuya repatriación no ha sido informado son el doctor Ricardo Romero Sánchez, quien murió en octubre de 2021 también por Covid-19, y de la enfermera Isabel Bencomo Blens, quien murió el 26 de junio del año pasado a consecuencia de un «evento cardiopulmonar agudo», según informaron entonces en redes sociales el Ministerio de Relaciones Exteriores y la BMC en Guinea, respectivamente.

Otro profesional de la Isla, Roger Leyva Cecilio, Licenciado en Cultura Física y Deportes, murió el 17 de octubre de 2020 mientras cumplía «misión oficial» en Guinea Ecuatorial. Leyva falleció por complicaciones tras contraer paludismo, según informaron familiares en su momento.

La exportación de servicios profesionales, mayoritariamente médicos, es una de las principales fuentes de ingreso del Gobierno cubano, que se queda con al menos el 75% de lo que pagan los países de destino en concepto de salarios.

Además de tener que entregar la mayor parte de sus salarios, los profesionales de la salud cubanos enviados a misiones en el exterior son sometidos a una fuerte vigilancia y restricción de sus libertades fundamentales.

Estas condiciones han sido denunciadas por organizaciones defensoras de derechos humanos y la ONU ha advertido que podrían constituir formas de «trabajo forzoso» y «esclavitud moderna».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%