Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

Seguridad del Estado deja salir al activista Oscar Casanella para visitar a sus padres

Oscar Casanella junto a sus padres y su hijo pequeño

El científico y activista Oscar Casanella logró hoy salir de su casa para visitar a sus padres acompañado de su hijo pequeño, después de 11 días consecutivos de haber sido obligado a permanecer en su domicilio por parte de la Seguridad del Estado. 

“Salí de mi casa caminando con mi hijo, lo llevé a un parque infantil cercano y vine a casa de mis padres. La patrulla frente de mi casa y los segurosos no me dijeron nada”, escribió Casanella en Facebook.

La foto compartida en esta misma publicación muestra al científico con su hijo pequeño en brazos junto a su familia. 

Esta mañana, el activista ya había denunciado en Facebook que las patrullas permanecían vigilantes en las afueras de su casa: “Hoy 13 de diciembre de 2020, llevo 11 días con vigilancia. Uno de los policías que me tiene sitiado, duerme en la patrulla como pueden ver en la foto”, publicó Casanella.

Sin embargo, las patrullas que vigilan la casa de Oscar Casanella no han desaparecido, aunque lo dejaron salir extraordinariamente, no sabemos si le levantarán el estado de sitio al que la Seguridad del Estado ha sometido a casi todos los manifestantes y huelguistas de hambre del Movimiento San Isidro (MSI) desde que los desalojaron de su sede el pasado 26 de noviembre violentamente.

Entre los huelguistas de hambre, estuvo Oscar Casanella, un bioquímico cubano que fue expulsado por sus ideas políticos de sus trabajos como profesor de la Universidad de la Habana e investigador agregado del Instituto Nacional de Oncología y Radiología (INOR).

Además, este domingo también continúan vigilados y sitiados la reportera de CiberCuba Iliana Hernández, la poeta Katherine Bisquet, el artista Luis Manuel Otero Alcántara, el poeta Abu Duyanah Tamayo, entre otros activistas. 

Iliana Hernández compartió un video en el que se puede ver una patrulla con tres policías frente a su casa y otras dos personas jóvenes vestidas de civil. 

“La vigilancia de hoy la llevan dos jóvenes que al parecer están avergonzados de lo que hacen porque no quieren dar la cara”, dijo Hernández en su página de Facebook. 

Esta especie de arrestos domiciliarios ilegales han sido una de las tácticas preferidas de la Seguridad del Estado para neutralizar cualquier expresión de libertad por parte de la ciudadanía sin levantar la atención que medios y organizaciones internacionales le prestarían a una detención más tradicional.

Tomado De CIBERCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: