Se repite la historia: la unidad 1 de Felton vuelve a salir de servicio y los apagones se agudizan en Cuba

Esa planta había sufrido una avería en la caldera la semana pasada y acababa de ser reparada.

Turbina de la unidad 1 de la Termoeléctrica de Felton. AGENCIA CUBANA DE NOTICIAS

La Unión Eléctrica informó que la unidad 1 de la Termoeléctrica Lidio Ramón Pérez, de Felton, Holguín, que había sincronizado al sistema eléctrico nacional el domingo, volvió a quedar fuera de servicio, lo que inhabilita la central termoeléctrica que mayor cantidad de energía entrega a la red nacional y augura apagones más prolongados en todo el país.

En una nota donde la entidad estatal no aclara las razones de la nueva avería, esta indicó que ahora «se encuentran fuera de servicio por averías las unidades 6, 7 y 8 de la Termoeléctrica Mariel, la unidad de la Otto Parellada, la unidad 4 de la de Nuevitas, las unidades 1 y 2 de Felton y la unidad 6 de Rente».

Ello supone un déficit de generación de 650MW en horario diurno, lo que será todavía mayor en el horario pico. 

Aparte de lo anterior, en mantenimiento está la unidad 4 de la Termoeléctrica de Cienfuegos, mientras que en la planta Energas Varadero está fuera de servicio la turbina de vapor con 20MW, y se mantienen limitaciones en la generación térmica del orden de los 419 MW.

La unidad 1 de Felton había sufrido una avería en la caldera la semana pasada y acababa de ser reparada.

Esa situación se produce cuando la caldera de la unidad 2 de esa termoeléctrica está siendo desmontada después que un incendio ocurrido el 8 de julio pasado provocara serios daños tanto en la instalación como en la estructura que la sostiene.

De acuerdo con el diario oficial Granmael 70% de la caldera y de sus componentes serán desmontados puesto que, «debido al daño provocado en una de sus columnas, la estructura sufrió un desequilibrio o deformación».

Las autoridades del Ministerio de Energía y Minas indicaron a fines de julio que esa reparación tomará un año o más, por lo que las perspectivas de superación de la actual crisis energética no son esperanzadoras.

El sistema de generación eléctrica cubano está colapsado desde hace años, aunque el agravamiento de la situación se produjo a inicios del actual verano.

«El sistema tiene una potencia instalada de 6.550MW y hoy están disponibles 2.500, para una demanda de 2.900MW», reconoció el ministro de Energía y Minas, Liván Arronte, quien dijo a ello se han sumado incrementos de la demanda del orden de los 100MW por encima de los habituales en las últimas semanas.

Arronte recordó que Cuba tiene 20 unidades de generación, de las que 19 tienen más de 37 años de operación como promedio. «Una central termoeléctrica está diseñada para unos 25 años», señaló, y hoy hay «16 fuera de su ciclo de mantenimiento capital».

Asimismo, en el caso de los grupos electrógenos, que producen energía con fuel oil y diésel, estos están hoy al 30% y 44%, respectivamente. Ello, aseguró el ministro, debido a la «falta de recursos para ponerlos en operación», en referencia a la disminución de los envíos de combustible desde Venezuela, principal proveedor de la Isla y que ha incrementado sus exportaciones a Asia y Europa, en detrimento de su aliado político.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%