Se llenan de gente!! Cierran instalaciones en Matanzas por aglomeraciones de adolescentes y jóvenes a solo horas de su reapertura

El Gobierno provincial de Matanzas clausuró este miércoles algunas instalaciones que presentaron grandes aglomeraciones de adolescentes y jóvenes, tras haber abierto sus puertas apenas 72 horas antes. Estas acciones constituyeron violaciones de las medidas estipuladas por el Gobierno nacional para prevenir el contagio de COVID-19.

El Ranchón El Tenis, localizado junto a la playa homónima, en el municipio cabecera, volvió a limitar el acceso a sus instalaciones por haber presentado aglomeraciones masivas durante el pasado fin de semana.

El telecentro TV Yumurí emitió un reportaje al respecto donde mostró vídeos de una enorme cantidad de jóvenes en el lugar después de las 8:00 p.m., horario establecido para que terminen todas las actividades recreativas en la provincia, pues el territorio continúa declarado como en fase de transmisión comunitaria.

Los vecinos de la zona fueron los que reportaron los sucesos a las autoridades, alegando que la gran mayoría de los asistentes al centro recreativo andaban sin la mascarilla protectora, y fumando y bebiendo de los mismos cigarros y botellas, lo que representa una infracción a las medidas higiénico-sanitarias estipuladas.

El primer secretario del Partido en la provincia, Liván Izquierdo Alonso, comunicó en la reunión del Grupo Temporal de Trabajo para el enfrentamiento a la pandemia que el rancho perdió así la certificación sanitaria para reanudar operaciones, pues demostró no invertir empeño en el control y prevención de las aglomeraciones.

El funcionario también criticó, citado por el portal oficialista Matanceros, que “las inmediaciones del establecimiento gastronómico constituyen punto de concentración excesiva de adolescentes y jóvenes, quienes no cumplen con el uso del nasobuco, ni con el distanciamiento social y consumen bebidas alcohólicas de manera indiscriminada”.

El Gobierno local empezó un proceso de apertura en el que destaca la flexibilización de las restricciones impuestas para la contención del virus, como la autorización a la reapertura de playas y centros gastronómicos estatales al 50% de sus capacidades. El proceso toma lugar en un momento en que la provincia reporta una de las más bajas tasas de incidencia de la enfermedad en el país.

Locales como el complejo Villa Boca, la heladería Coppelia, así como otros restaurantes y pizzerías, abrieron sus puertas únicamente bajo la obligación de continuar cumpliendo con los protocolos sanitarios, entre los que se encuentran el distanciamiento físico, la ventilación natural en los espacios concurridos, y el uso del nasobuco y de productos para la higiene de las manos.

Luego de casi un año, también reabrieron al público las playas de la ciudad, con el Tenis, Allende, la Caridad, el Bahía, Buey Vaca y el Mamey entre las más concurridas.

El hecho de que se relaje la aplicación de las medidas sanitarias establece una base para el venidero arribo de turismo internacional en todo el país, y especialmente en el polo turístico Varadero, el más importante de Cuba, tras el anuncio que hicieron las autoridades cubanas sobre la apertura gradual de las fronteras nacionales a partir del próximo 15 de noviembre.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%