Se dispara la demanda de test de embarazo: otra consecuencia de la falta de preservativos en Cuba

‘Granma’ dice que los test de embarazo no están ‘perdidos’, aunque varias cubanas afirman que encontrarlos en las farmacias es ‘cuestión de suerte’.

Cubanas en una farmacia. AMÉRICATEVÉ

Encontrar test de embarazo en las farmacias de la provincia Granma es una «cuestión de suerte», expresaron varias cubanas adolescentes y adultas, según recoge una nota del medio oficial Granma en una nota que, sin embargo, afirma que esas pruebas no están perdidas en Cuba.

En los diez primeros días de julio, no se habían distribuido los test correspondientes al mes, según señaló al medio estatal Alenna Rodríguez Almeida, comercial de la empresa provincial de Farmacias y Ópticas de la provincia, por lo que se encontraban en falta en varios municipios, cuando Granma realizó el trabajo periodístico.

«La última distribución se realizó en junio, con una cantidad promedio para unos 30 días hábiles, lo que no significa que en farmacia el producto dure ese tiempo», agregó Rodríguez Almeida, quien advirtió que el plan no abarca la demanda existente.

La especialista reconoció que la situación se ha complejizado debido al prolongado déficit de preservativos, y de la inestabilidad en el suministro de los métodos anticonceptivos orales e inyectables. Ello ha traído como consecuencia que se dispare el número de mujeres interesadas en adquirir esas tiras diagnósticas para detectar, a tiempo, embarazos no deseados.

La escasez de condones, que también ha hecho aumentar el índice de enfermedades de transmisión sexual, va de la mano con el incremento de los abortos, sostenía un artículo de opinión publicado por el diario oficial Invasor, de Ciego de Ávila, en junio pasado.

En los últimos cinco años, Granma ha sido precisamente la provincia con mayor índice de embarazo en la adolescencia en Cuba, de acuerdo a la nota del órgano oficial del Partido Comunista de Cuba. 

Adrián Hidalgo Rodríguez, especialista comercial de la Empresa Comercializadora y Distribuidora de Medicamentos, (Emcomed) Droguería Granma, adscrita al grupo empresarial de BioCubaFarma, apuntó que el plan anual de la provincia es de unos 2.240 test de embarazo, y que antes del año 2020 (cuando se adquirieron 3.009), la presencia del producto en las farmacias era estable y oscilaba entre 1 600 y 2 000 pruebas diagnósticas anuales.

Sin embargo, en lo que va de 2022, la provincia ha recibido del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Sancti Spíritus, encargado de producirlas en el país, 1.920 pruebas de embarazo —que es el 86 % del plan anual demandado— y no se da respuesta a la necesidad real.

Esto demuestra, reconoce la nota de Granma, que, aunque en términos matemáticos las cuentas cuadren —porque los suministros llegados a la provincia en los últimos cinco años (exceptuando 2021, cuando hubo un decrecimiento) se han mantenido con cantidades similares—, la demanda en los dos últimos años se ha multiplicado.

Dainelis Aguilar Fernández, administradora de la farmacia piloto, ubicada en el centro histórico de Bayamo, afirmó que las pruebas de embarazo se venden como «pan caliente», cita Granma.

«El interés por adquirirlas sí ha crecido, fundamentalmente entre las muchachas jóvenes, pero por lo general quienes compran las tiras se llevan una o dos, nunca por cantidad», subrayó la administradora.

Tampoco los volúmenes que llegan a dicha farmacia dan margen al acaparamiento, admitió el medio oficial, que tuvo acceso a la tarjeta de control de medicamentos e insumos de esa entidad, según la cual en enero entraron 25 test de embarazo; en febrero 60; en marzo y abril, diez, respectivamente; en mayo no llegó ninguno, y en junio se recibieron 60.

En Sancti Spíritus, aunque los test estuvieron en falta los test en las primeras semanas del año, la situación se estabilizó luego y no es tan grave, en comparación con la de Granma.

Pese a ello, el otro test de embarazo profesional que fabrica el CIGB con destino a las consultas de planificación familiar y urgencias médicas de los centros asistenciales está en falta desde hace un año en las instituciones hospitalarias de la provincia.

Este test es importante «a la hora de detectar el embarazo ectópico, porque a veces sale el ultrasonido negativo a embarazo, y si la paciente tiene síntomas es bueno hacer el test para decidir o no la parascopía», comentó el doctor Francisco Fernández Quintero, vicedirector de la Dirección Provincial de Salud, en Sancti Spíritus.

El doctor en Ciencias Enrique Rosendo Pérez Cruz, director del centro, dijo que en 2022 el plan productivo supera las 215. 000 tiras de embarazo y que, hasta el momento, ya se han fabricado 156 720, para un 72.8 %.

Ello significa que de enero a la fecha no debieran estar en falta en ninguna provincia. Algunas como Cienfuegos, Mayabeque, Villa Clara, Las Tunas, Santiago de Cuba y Guantánamo ya cumplieron su plan (el pedido solicitado) y salvo que pidan cantidades adicionales, no se les suministrará más.

De acuerdo con Pérez Cruz, ese cumplimiento podría crear demandas sin respuestas o desabastecimiento, por consideraciones de ineficiente planificación.

«Hemos puesto ya más tiras que la cantidad de nacimientos que habrá este año. No ocurre así con el test profesional, el cual no se ha comercializado, pero estará disponible próximamente», afirmó.

Sin embargo, la nota de Granma reconoce que done resulta fácil encontrar las pruebas de embarazo es en los grupos de compra y venta de las redes sociales, en contraste con su presencia «intermitente» en las farmacias.

Los test comercializados en esos grupos no son los de producción nacional, reconoce el medio oficial, sino importados y sus precios oscilan entre 80 y 200 pesos, que triplican los 60 pesos cubanos que cuestan en las farmacias.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%