Se deteriora salud de José Daniel Ferrer en prisión

Foto: Facebook/Ana Belkis Ferrer

La salud del preso político cubano José Daniel Ferrer se deteriora en la prisión, según la reciente denuncia de su hermana Ana Belkis Ferrer García.

El líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) permanece encarcelado en la prisión de Mar Verde, en Santiago de Cuba, y está “muy delgado y deteriorado físicamente, pero gracias a Dios muy fortalecido”.

Según explica Ferrer García, el martes 15 de marzo el régimen permitió la visita religiosa al opositor. “Monseñor Dionisio García Ibáñez pudo visitar a mi valiente y abnegado hermano luego de 8 meses y 5 días en injusto y criminal encierro, pasó varios meses gestionando la autorización de tan importante encuentro, los tiranos en el poder temen tanto a José Daniel que no le permiten ni una hoja blanca y un lápiz para hacer la requerida solicitud”.

De igual modo, denunció que Ferrer continúa confinado en celda de aislamiento de la prisión “entre cuatro paredes blancas con un bombillo encendido las 24 horas del día, totalmente aislado del resto de la población penal, sin tener donde amarrar un mosquitero para protegerse de los agresivos mosquitos y en rechazo a visitas familiares con un solo integrante de tan pequeña familia, reclamando su derecho a ver tanto a su esposa como a sus hijos, con un régimen de visitas cada vez más riguroso, cada 50 días las visitas familiares y las conyugales cada dos meses, sin debida alimentación ni asistencia médica, presentando aún dolores de cabeza, zumbidos en los oídos, sangrado bucal, calambres y parálisis momentáneas en sus manos, perdida de la visión, así como los problemas adquiridos en los injustos encarcelamientos anteriores, gastritis crónica, úlcera duodenal e hipertensión arterial, a lo que se añade problemas en una muela y ronchas y escozor en la piel producto de un hongo o bacteria allí contraído”.

La hermana de Ferrer, también activista cubana, recuerda que el opositor lleva más de ocho meses viviendo en condiciones de extrema crueldad, sometido a torturas físicas y psicológicas de manera contante.

El líder opositor enfrenta una falsa condena revocada y se encuentra a la espera de otro juicio por el delito de desórdenes públicos.

Según su hermana, ha dicho sentirse orgulloso de “haber sido encarcelado en las dos grandes olas represivas de la dictadura Castro comunistas contra quienes reclaman justicia y libertad para todo el pueblo cubano y el respeto de sus Derechos como seres humanos, estando dispuesto una vez más hasta a perder su valiosa y preciada vida”.

A mediados de agosto del 2021, la Fiscalía de Cuba revocó la detención domiciliaria del opositor cubano José Daniel Ferrer y lo condenó a permanecer en la cárcel los más de cuatro años que le restan de condena por una supuesta agresión.

Al líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) lo detuvieron el 1 de octubre de 2019 y en febrero de 2020 lo condenaron a prisión después de un juicio a puerta cerrada por un supuesto delito de lesiones a otro hombre.

Sin embargo, este cargo ha sido negado por sus familiares y colaboradores. El activista volvió a ser arrestado el 11 de julio, fecha que marcó el inicio de históricas protestas antigubernamentales en varias ciudades de Cuba.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%