Cuba

Sayli Navarro Álvarez: ‘Me preocupa la vida de mi padre’

Anuncios

La hija de Félix Navarro, presidente del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, habla con DIARIO DE CUBA de la detención de su padre, enfermo de Covid-19, y de su propósito de declararse en huelga de hambre a partir de mañana.

Sayli Navarro junto a sus padres, Félix Navarro y Sonia Álvarez Campello. RFI

Sayli Navarro Álvarez es hija de Sonia Álvarez Campello y Félix Navarro Rodríguez. Conocido en la oposición política por su firmeza y afabilidad, Navarro Rodríguez es presidente del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel. Navarro estuvo entre los presos de la Primavera Negra en 2003. Salió de prisión el 23 de marzo de 2011 para cumplir el resto de la condena en casa. Orlando Zapata Tamayo había muerto tras una extensa huelga de hambre en prisión y Guillermo Fariñas había comenzado otra de gran repercusión, que forzó el compromiso castrista de excarcelación de un número importante de presos políticos.

Sayli nació en la Isla de la Juventud en 1986, donde sus padres estaban por razones laborales. Muy pequeña volvió con ellos al municipio matancero de Perico, de donde son naturales. Sayli es miembro del Partido fundado por su padre y también Dama de Blanco.

El pasado 11 de julio de 2021, Sayli y Félix Navarro salieron de su casa para sumarse a las demandas nacionales de libertad que en el municipio de Perico no dejaron de tener su expresión masiva. Esta entrevista describe aquellas manifestaciones y las consecuencias que ha traído para Félix Navarro y otros miembros del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel.

¿Qué pasó el 11 de julio cuando tú y tu papá salieron hacia las manifestaciones que demandaban libertad para Cuba?

Cuando salimos, los vecinos nos alertaron de que un oficial de la Seguridad del Estado estaba apostado vigilándonos. Al cruzarnos con él —se hace llamar Yuniel—, comienza a gritarle a mi papá que no puede salir. Mi papá le pidió el documento del Tribunal que le impedía salir y él le dio un piñazo en la cara que le tumbó los espejuelos, que cayeron al suelo y se rompieron. Mi papá sigue avanzando y este oficial llama a sus superiores y dicen los vecinos que le escucharon decir por teléfono «a ese comepinga le voy a pasar por arriba con la moto». Hablamos de un hombre sin nivel alguno, alguien que si no fuera oficial de la Seguridad del Estado no serviría para nada más en la vida.

¿Qué pasa después?

La manifestación estaba en el Parque Martí de Perico. Sin que hubiéramos llegado allí, Yuniel vuelve a interrumpir nuestro paso acompañado ahora de una patrulla. Entonces vuelve a golpear a mi papá y ocurre un forcejeo del que logramos zafarnos gracias a la intervención de la gente del pueblo. Allí detienen a Orleydis González Ramírez, miembro del Partido. Iban apareciendo personas y llegamos al Parque Martí. La mayoría eran jóvenes. Hacia el final de la manifestación mi papá declara que hasta que no liberaran a Orleydis no nos íbamos del parque. Fueron a la estación de policía a buscarlo y lo liberaron, fue entonces que nos fuimos.

¿Cuándo detienen a tu papá?

Al día siguiente, sobre las diez de la mañana, fuimos juntos a la estación policial de Perico para saber de los miembros del Partido que, en distintos municipios de Matanzas, habían sido detenidos el día anterior.

¿Qué miembros del Partido están presos?

Francisco Rangel ManzanoLeylandis Puentes Vargas y Armando Abascal Serrano, porque a Lázaro Díaz Sánchez lo soltaron el 15 de julio y después lo multaron con 2.000 pesos.

¿Qué pasa en la estación?

Nos detuvieron de manera violenta. A mí me inmovilizaron entre varias mujeres agarrándome por el cuello. A mi papá se lo llevaron a empujones. Una hora después vi que sacaban a mi papá esposado del calabozo entre tres policías. «Me llevan», me dijo.

¿Cuándo sales tú de la estación?

A las siete y media de la noche. Ahora estoy a la espera de un proceso judicial por «atentado”.

¿Contra quién atentaste?

El 11 de julio, en el segundo momento que Yuniel golpea a mi papá, camino al Parque Martí, yo trato de asistirlo a él y una mujer me agarra por la espalda. Es a esa mujer a la que me enfrento y eso es lo que alegan para iniciar el proceso contra mí.

Cuando se llevan a tu papá de la estación policial de Perico ¿a dónde lo llevan?

A la Unidad de Operaciones de la provincia de Matanzas. El lunes 19, pasadas las diez de la noche, toca la puerta una instructora acompañada de dos policías. Venían a notificarme la medida aprobada por la fiscalía contra mi papá, que fue prisión provisional hasta el día del juicio.

¿Tu papá no ha llamado en todos esos días?

No. Su primera llamada fue el sábado 24. Antes, el día 20, mi mamá y la esposa de Francisco Rangel habían ido a Matanzas, a la Unidad de Operaciones, a llevarles aseo y medicamentos, pero no pudieron verlos. Mi papá padece de migrañas y es diabético. Cuando él llama supimos que estaba en el Combinado del Sur de Matanzas, con los demás miembros del Partido. Que a él lo tenían aislado y que iba a ser trasladado al hospital militar de Matanzas por haber dado positivo a la Covid-19.

¿Cuándo llamas al hospital?

El domingo 25 llamamos y corroboramos que estaba allí. Nos dijeron que estaba de cuidado por la diabetes. Comenzamos a hacer una llamada diaria a partir del martes.

¿Cuándo llama de nuevo tu papá?

El domingo primero de agosto. En esa llamada estuve indagando sobre el tratamiento y cuál era su reacción. Le notamos la voz muy rara, yo pensé inicialmente que no era él. Me dijo que tenía el nasobuco y la llamada tenía puesto altavoz, o sea, había gente oyendo. Le habían administrado dos dosis de interferón y cinco pastillas de azitromicina.

¿Cuán detallados eran los partes?

Los partes eran muy superficiales, «cuidado estable» era todo lo que decían al principio. El martes 3 de agosto empiezan a dar partes más específicos. Ese día supe que había comenzado con aerosoles, lo que me asustó bastante, luego supe que le habían administrado oxígeno. Yo tuve que informarme sobre las preguntas a hacer para obtener más información de los partes. Entonces supe que le estaban administrando prednisona, que habían empezado administrándosela en vena y que ante la situación de la glicemia habían empezado a dársela oral. Las noticias se tornaban más inquietantes. Tuvieron que cambiar el antibiótico, de la azitromicina oral pasaron a Meronem en vena. Según ellos los rayos X mostraban lesiones en los pulmones y los análisis complementarios estaban alterados. Esto fue hasta el sábado 14, cuando me dijeron que estaba mejor según los indicadores.

¿Cuál es tu evaluación general de su estado?

Teniendo en cuenta las cosas que ellos dijeron, es evidente que mi papá la pasó mal. El lunes 16 de agosto, el día del último parte, la doctora me dijo que la radiografía de tórax mantenía las lesiones inflamatorias, que eran lesiones crónicas de la enfermedad. Y que el día anterior la glicemia había aumentado al extremo de que hubo que administrarle la insulina rápida.

¿Cuándo fue trasladado de nuevo a prisión?

El martes 17, ese día él llamó. Yo le pregunté muchas cosas, pero él quería que lo escuchara sobre su determinación de que, de no estar juntos nosotros hoy domingo 22 de agosto, el lunes 23 se plantaría en huelga de hambre.

Me preocupa mucho por su edad, él tiene 68 años.  También por su salud, ya debilitada desde antes y ahora más por la Covid-19. Él no es partidario de las huelgas de hambre, en sus diez años de prisión solo hizo una en apoyo a otro preso político. Lo conozco, y cuando dice «es esto», su posición no varía. En 62 años [las autoridades] han dejado morir a muchas personas, entre ellos a Pedro Luis Boitel, quien da nombre a nuestro Partido, que fue dejado morir en las cárceles cubanas en 1972. Me preocupa la vida de mi padre.

Hay una foto muy bonita de ti adolescente con tu papá y tu mamá que descargué de internet. Quiero usarla para encabezar esta entrevista. ¿De cuándo es esa foto?

Si mal no recuerdo, la foto que me comentas es de finales de 2002 o principios de 2003. Fue hecha por unos amigos. Yo no tengo copia. Es la última foto que tenemos en familia, hecha antes de que a mi papá lo cogieran preso el 18 de marzo de 2002. Yo tenía 17 años.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Entradas recientes

EEUU exige en la ONU que La Habana respete el derecho de los cubanos a ‘manifestar sus aspiraciones’

'Es fundamental que la comunidad internacional alce la voz contra la represión y los arrestos masivos de los cubanos que… Leer más

10 mins hace

¿Y la “potencia médica” ? : Cubana se desangra en su casa y la ambulancia no llega

En las últimas horas ha estado circulando e n redes sociales el lamentable caso de una madre cubana que permaneció… Leer más

50 mins hace

Díaz-Canel se atreve en su discurso ante la ONU a defender la arcaica libreta de abastecimiento como la mejor forma de “garantizar la alimentación de toda la población”

El mandatario cubano Miguel Díaz-Canel se atrevió a defender públicamente y ante la 76 Asamblea General de las Naciones Unidas… Leer más

54 mins hace

¿De dónde vendrán los tomates que están vendiendo en Cuba?, porque por los precios parecen ser del Ártico

Cortesía Pedro Luis García Mi prima, que no es mi prima, pero la llamo así, amaneció queriendo comprar tomates. Como… Leer más

56 mins hace

Apagón termina con la vida de paciente de COVID-19 en Camagüey: “Estaba entubado, quitaron la corriente y se murió”

El Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de Cuba reportó este jueves 23 de septiembre un total de 6.935 nuevos contagios… Leer más

1 hora hace

Crean campaña en Miami para apoyar económicamente durante un año a los manifestantes presos durante las protestas del pasado 11 de julio en Cuba

La Fundación Rescate Jurídico (FRJ) de cubanos exiliados presentó este martes en Miami la campaña “Estoy contigo” para apoyar económicamente… Leer más

3 días hace