Luego de haber vivido más de 180 días con la tranquilidad que significa estar libres del SARS COV-2, en el transcurso de las últimas jornadas aparecieron en Santiago de Cuba, 25 casos positivos a la mortal enfermedad

Regresa la presión de la pandemia de la COVID-19 sobre los habitantes de Santiago de Cuba, luego de 6 meses sin casos positivos en la provincia.

Un artículo publicado este 14 de noviembre por el oficialista periódico Trabajadores en su sitio web, explica que la situación epidemiológica en el suroriental territorio vuelve a ser compleja “tras la aparición en el transcurso de las últimas jornadas de 25 casos positivos a la mortal enfermedad, de ellos 16 importados y 9 autóctonos”.

El texto señala que luego de haber vivido “más de 180 días con la tranquilidad que significa estar libres del SARS COV-2, las autoridades de salud, políticas y gubernamentales, además de la población, están en alerta y accionando para reducir al mínimo posible el número de personas que puedan contagiarse”.

Como parte de las medidas para tratar de frenar al avance de la enfermedad, en los municipios de Contramaestre y Santiago de Cuba, lugares en los que residen los infectados con el virus, “se refuerza la pesquisa activa y se regula la movilidad de las personas que residen en las barriadas con casos activos”, precisó el periódico Trabajadores.

Uno de los sitios que se encuentran bajo esta dinámica, es el Consejo Popular Altamira, ubicado en la ciudad cabecera, donde se han diagnosticados varios casos positivos a partir del contacto con un viajero procedente del exterior.

En conversación con el periódico Trabajadores, Rafaela Irene Isaac Vegerano, presidenta de dicho Consejo Popular, explicó que “las estructuras comunitarias están activadas y favoreciendo todo aquello que contenga la propagación de la enfermedad, de ahí que se le facilita a los pobladores de las manzanas más complejas en el orden epidemiológico el acceso a productos de primera necesidad sin que tengan que salir de sus residencias”.

Por su parte el Dr. Raúl Leyva Caballero, jefe del departamento provincial de promoción de salud y prevención de enfermedades, hizo hincapié en la necesidad de elevar la responsabilidad y el autocuidado de salud por parte de cada uno de los santiagueros.

Asimismo dijo que “el sistema sanitario está en plena capacidad para responder y superar la actual situación”, pero agregó que a pesar de esto, “es imprescindible que las personas cumplan con las medidas ya conocidas: uso obligatorio del nasobuco (mascarilla sanitaria), desinfección de manos y superficies, así como el distanciamiento físico”.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.