Sandra Cires: ‘el noticiero de Cuba es la mentira más grande que pueda existir’

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Foto de redes sociales de la youtuber

La exitosa youtuber cubana Sandra Cires Art, quien se ha unido al pedido de ‘Patria y Vida’ para la isla que la vio nacer y a la que regresa siempre que tiene la oportunidad, denunció las falacias del noticiero nacional de televisión en Cuba.

Claro está, este espacio informativo responde a los intereses del régimen, de ahí que niega el estallido social y que existen desaparecidos tras el suceso.

La influencer, que tiene más de 15 millones de suscriptores en su canal de YouTube, citó al Director Ejecutivo de la División de las Américas que vela por los Derechos Humanos que denunció las desapariciones a manos de la dictadura.

Sus palabras íntegras a continuación:

¡El Noticiero de Cuba es la mentira más grande que pueda existir! ¡Qué falta de respeto a la inteligencia de un pueblo! El Noticiero Nacional de Cuba dice que no existen desaparecidos, ni torturados mientras el Director Ejecutivo de la División de las Américas que vela por los Derechos Humanos dice todo lo contrario en su twitter.

¿A quién le vamos a creer? Al gobierno cubano que siempre ha mentido, que desde pequeña me decía en su Noticiero, mejor dicho «Menticiero», que se sobrecumplían los planes de producción de alimentos, pero en mi mesa no tenía nada que comer!?

Esto es lo que escribe José Miguel Vivanco (Executive Director, Americas Division, Human Rights Watch):

Hemos realizado decenas de entrevistas con periodistas, activistas y víctimas en Cuba. Estos son nuestros hallazgos preliminares sobre la represión a las protestas:

Los listados preliminares de detenidos en Cuba ya superan los 500.

En muchos casos, el régimen ha detenido a activistas y periodistas reconocidos con el aparente propósito de impedir que participen en las manifestaciones o que reporten sobre estas.

En otros casos, las fuerzas de seguridad han detenido de forma arbitraria a personas de a pie que participan pacíficamente en las protestas, así como a transeúntes.

También han ido a buscar a manifestantes a sus casas luego de supuestamente reconocerlos en fotos o videos.

Hemos recibido denuncias creíbles de golpes a personas tanto durante la detención como una vez que ya estaban en detenidos.

En la enorme mayoría de las detenciones arbitrarias que hemos documentado, los detenidos se encuentran incomunicados.

No les permiten llamar a su familia o a sus abogados, ni recibir visitas.

Muchas personas en Cuba aún no saben dónde se encuentran sus familiares detenidos.

Muchas madres van de estación de policía en estación de policía preguntando por ellos.

Muchos cubanos han superado el miedo, pero otros siguen atemorizados ante los enormes riesgos de sufrir abusos o represalias.

Hemos hablado con personas que están escondidas por temor a ser detenidas o que no quieren denunciar detenciones por temor a perder su empleo.

Algunas personas han sido liberadas en los últimos días.

En muchos casos, agentes de policía o inteligencia les imponen una medida de prisión domiciliaria o restricción de movimiento. Pero nunca los presentan ante un juez o fiscal ni les dan posibilidad de objetar esta medida.

Simplemente se aparece un policía frente a sus casas y les dice que no pueden salir. Y les cortan internet.

Mientras tanto, muchos están siendo investigados por supuestos delitos de «desacato», «instigación a delinquir» o «desorden público»: todas figuras amplias y abusivas.

Todo esto ocurre en un país donde el poder judicial está subordinado al ejecutivo, la prensa libre está prohíbida, la defensa de DDHH no es reconocida como una actividad legítima, las garantías de debido proceso se violan constantemente y el régimen controla el acceso a internet.

Sin una presión internacional concertada e inteligente que obligue a Díaz-Canel a poner freno a los abusos y la censura, es probable que nunca conozcamos plenamente la represión que ha ocurrido estos días.

TOMADO DE CUBITANOW

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.