Para el pueblo solo queda el café normado por la libreta de racionamiento, el cual tiene un 50 % de chícharo, mientras el régimen no ha limitado su exportación; y marcas nacionales como el conocido Cubita o el Serrano no han dejado de tener presencia en las tiendas en MLC

Con el régimen de los Castro la producción de café nacional decayó tanto que, de ser un reconocido productor, el país pasó a tener que importar y el pueblo se vio obligado a tomar mezclas de este producto con diferentes sucedáneos, hasta llegar al punto en que se encuentra hoy: el café de la libreta de racionamiento tiene un 50 % de chícharo, y fuera de eso no aparece en pesos cubanos (CUP), ni en pesos convertibles (CUC), solo en dólares, en las nuevas tiendas recaudadoras de divisas.

Este 26 de octubre el diario estatal Escambray publicó un artículo en su página web, donde reseña la situación en que se encuentra este producto en la provincia de Sancti Spíritus, similar a la del resto del país.

“Aunque en la canasta familiar normada no ha faltado el demandado producto, ese que llega cada mes a razón de un paquete por consumidor a partir de los 6 años de edad, el extra que completa las coladitas del mediodía y la tarde está desaparecido en cualquier forma de comercialización”, escribió el mencionado periódico, pasando por alto que en las tiendas en moneda libremente convertible (MLC) abunda este producto.

En conversación con Escambray, Ricardo René Pérez Pérez, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Torrefactora Cabaiguán, explicó que ni un solo día han dejado de trabajar a fin de garantizar la entrega de las 49 toneladas de café con 50 % de chícharo que como promedio se destinan a la distribución a través de la libreta de racionamiento en la provincia.

“Llevamos siete meses con serias limitaciones productivas; de un lado, las restricciones con la importación que de forma directa llegaba desde los países productores, y del otro, las restricciones con la entrada de buques al territorio nacional, como medidas de bioseguridad“, aseguró Pérez Pérez.

Obviando que el régimen no ha limitado sus exportaciones café, y que marcas nacionales como el conocido Cubita o el Serrano no han dejado de tener presencia en las tienda en MLC, el directivo aseveró que “hoy el país trabaja solo para asegurar la cuota normada”.

“Aunque algunas provincias han debido parar por situaciones de roturas o para garantizar el distanciamiento de las personas, a la torrefactora nuestra se le pidió apoyo durante casi todos los meses, lo que incide en un esfuerzo extra para que La Habana, Villa Clara, Ciego de Ávila y Camagüey cumplan con la entrega a las unidades de Comercio”, precisó.

Por su parte Antonio Alemán Blanco, director general de la Empresa Cuba Café, declaró al periódico estatal que a pesar de “los esfuerzos para cumplir con las expectativas del mercado”, no hay presencia del producto en las tiendas en CUC.

Alemán dijo también que en el país se producen cuatro marcas de café para el mercado interno: Turquino, Serrano, Arriero y Regil; “pero, siendo objetivo, el producto llega a las tiendas y se agota en minutos. No hemos tenido la oportunidad de reaprovisionar el mercado para suplir una demanda”.

“Cuba Café no ha permanecido cruzada de brazos —acotó Alemán Blanco— y busca alternativas con la producción nacional para que la afectación sea mínima. Por ejemplo, aseguramos el que va a la canasta familiar normada, que es nuestra razón de ser y que representa el 85 % de la producción total de la empresa”.

De igual manera reconoció que no se encuentran en condiciones de satisfacer la demanda actual. “Si comparamos este año con igual etapa precedente, tenemos un decrecimiento de la actividad en el orden del 10 %; que equivale, en términos de producción de café, a varias toneladas”.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.