Sancti Spíritus: Cubanos con dengue comienzan a ocupar las camas dejadas por enfermos de Covid-19

Anuncios

Autoridades admiten alta incidencia de dengue en la provincia, incluso con subregistros de los casos.

Fumigación contra el Aedes aegypti en Sancti Spíritus. ESCAMBRAY

Autoridades médicas cubanas en Sancti Spíritus reconocieron el aumento de casos de dengue en las últimas semanas. Sospechosos y confirmados comienzan a sustituir las capacidades de ingreso dejadas por pacientes de Covid-19 en esa provincia, donde los números no reflejan la cantidad real de enfermos de dengue, según publicó el periódico Escambray.

«Desde finales de septiembre del año en curso comenzó a elevarse la tasa de incidencia de dengue en la provincia y se mantuvo alta durante todo octubre. A partir de la semana 40 del año los números han sido más significativos; en la 44, que cerró el 7 de noviembre, dicho indicador fue de 44,1 por 100.000 habitantes, lo cual ilustra el riesgo de las personas de contraer la enfermedad», dijo la doctora Yurién Negrín Calvo, subdirectora de Epidemiología del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología en Sancti Spíritus.

Según la funcionaria, el primer indicador de que el dengue está en su apogeo es el incremento de los síndromes febriles inespecíficos sin causa aparente, unido a los altos índices de infestación por Aedes aegypti

«Se procesa un mayor número de IGM —inmunoglobulinas M o monosueros—, con muestras tomadas al sexto día del inicio de los síntomas. El diagnóstico confirmatorio se realiza en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK); cabe señalar que existe una concordancia por encima del 98% del laboratorio local con aquella institución en cuanto a los resultados de dicha prueba», añadió.

Al cierre del 8 de noviembre pasado en Sancti Spíritus se acumulaban 1.211 casos sospechosos, entre los cuales 33 fueron considerados probables enfermos y solo 12 tuvieron la confirmación. No obstante, según Negrín Clavo, «prácticamente todos los que entran al rango de sospechosos resultan a la postre casos de dengue«.

Admitió un «alto subregistro existente, ya que ni la totalidad de los sospechosos se presentan a consulta ni a todos los que acudieron se les realizó oportunamente el examen«. Justificó que, «incluso en el propio IPK los laboratorios han estado ocupados mayormente en el procesamiento de pruebas de la pandemia letal que azota la nación», en referencia al coronavirus.

«En esta etapa se han ingresado en los hospitales Camilo Cienfuegos y Pediátrico Provincial todos los febriles ante una sospecha de Covid, y en algunos casos, al descartarse esa enfermedad, les han dado confirmación de dengue», dijo Negrín Calvo.

«Ahora mismo, ante la reducción de camas ocupadas en función del Covid, se reacomodan los lugares para identificar los que serán utilizados para el ingreso de los casos febriles sugestivos de dengue en todos los municipios«, afirmó.

Con mayor tasa de incidencia en los días recientes mencionó, en orden descendente, a los municipios de Sancti Spíritus, donde predominan las áreas Norte y Sur; Jatibonico; Taguasco, con Zaza del Medio a la cabeza, y Cabaiguán, donde los reportes más significativos corresponden a Guayos.

A fines de octubre, el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, reconoció durante una reunión de Gobierno que hay casos de dengue en todas las provincias cubanas, pero aseguró que ese es un «comportamiento habitual en esta época del año», la etapa «donde normalmente hay que ponerle el máximo de atención a esta enfermedad».

Asimismo, comentó que durante siete semanas consecutivas ha venido creciendo la tasa de incidencia de dengue, aunque no entró en estadísticas.

«Todas las provincias han estado presentando casos de dengue, pasa siempre en septiembre, octubre y noviembre, que son los meses más complicados. Corresponde a su ciclo biológico, pero también es modificable. Hoy están los recursos para combatirlo, tenemos cómo hacerlo y estamos en condiciones de revertir la situación», dijo.

Según Portal Miranda, las provincias con las tasas más altas son Camagüey, La Habana, Ciego de Ávila, Santiago de Cuba y Holguín y tampoco ofreció números.

Antes de la pandemia del Covid-19 el dengue, el zika y el chikungunya, todos transmitidos por el Aedes Aegypti, eran la pandemia silenciosa que golpeaba a los cubanos, y que tras volverse endémica ha hecho que apenas sea tenida en cuenta por los medios oficiales.

No obstante, con al progresivo deterioro del sistema sanitario que se ha profundizado durante el último año y medio y la grave escasez de medicamentos básicos que sufre el país, la expansión de esta dolencia podría afectar a muchos cubanos.

TOMAO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.