Salud Pública atribuye el aumento de la mortalidad por Covid-19 en Cuba a la circulación de tres cepas

  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

La variante sudafricana está manifestándose en casi la mitad de los casos, según el IPK.

El ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, en la ‘Mesa Redonda’ del jueves.. CUBADEBATE

El ministro de Salud Pública, José Ángel Portal, atribuyó el incremento de la mortalidad por Covid-19 a la presencia de las nuevas cepas del coronavirus detectadas en Cuba, según declaró el jueves en la Mesa Redonda.

«Existe un consenso global en torno al rol de los aerosoles (tos, gotículas de la respiración en el aire) en la transmisión del Covid-19, sobre todo vinculado a las nuevas cepas. Estos aerosoles, que a veces están cargados de virus, en lugares cerrados, no ventilados, donde se permanece largo tiempo, pueden contaminar a personas aunque aparentemente no estén cerca», dijo, según un resumen publicado por el sitio oficial Cubadebate.

«Además de incrementar considerablemente las cifras de contagio en todo el país, ello ha traído como consecuencia, lamentablemente, el fallecimiento de personas en cada uno de los días que ha transcurrido del año, (con excepción del pasado 4 de abril)», agregó.

Portal dijo que la mejor protección contra cualquier cepa es evitar el contagio, cumplir las medidas de aislamiento e higiene. También afirmó que el objetivo de vacunar es disminuir la enfermedad sintomática, pero esto no evita transmitir el virus.

Acerca de las nuevas cepas que circulan por la Isla, la doctora María Guadalupe Guzmán, directora de Investigación, Diagnóstico y Referencia del IPK, reafirmó que tras imperar la variante que sustituyó la original de Wuhan, hasta septiembre de 2020, se han detectado cinco variantes genéticas y seis patrones mutacionales del Covid-19, sobre todo a partir de diciembre de 2020. 

Según la especialista, en Cuba están también la de Sudáfrica, la del Reino Unido, detectada en tres personas solamente, y la de California. 

«También hay seis mutaciones que han sido detectadas y deben ser vigiladas. Las variantes entraron en viajeros que llegaron a la Isla. Las nuevas variantes están cada vez más presentes en los casos detectados, con la variante sudafricana manifestándose en casi la mitad de los casos, por lo que podría sustituir a la hasta hoy dominante», dijo Guzmán.

En 41 fallecidos estudiados por el IPK se hallaron seis variantes del virus. La Habana es la provincia más afectada. La cepa de California se detectó por vez primera en el municipio Cotorro, a partir de un viajero llegado de Panamá.

Según la experta, la cepa del Reino Unido, que calificó como «la más peligrosa», fue detectada en La Habana y en Santiago de Cuba. Estas cepas «podrían ser un factor que justifique el incremento de la transmisión», añadió.

El ministro de Salud Pública dijo que hay que «elevar la necesidad de interiorizar el peligro al que nos enfrentamos».

«Hay que hablar de peligro y no de riesgo», añadió, e insistió en que lo que está circulando en Cuba es el virus del Covid-19, no otra enfermedad. 

Las informaciones sobre las variantes del coronavirus salen a la luz después de que el viernes pasado DIARIO DE CUBA informara sobre el confinamiento y militarización del poblado de Torriente, perteneciente al municipio de Jagüey Grande, en Matanzas. En esa localidad se registraron al menos seis muertes, presuntamente víctimas de una cepa del Covid-19.

Después de negarlo tres veces, el MINSAP reconoció que en Matanzas circula la variante sudafricana en los municipios de Jagüey Grande, Colón y Jovellanos, y la cepa de California en Cárdenas.

A 389 días de la enfermedad, con 83.506 casos, Cuba tiene una tasa de incidencia de 746,6 por cada 100.000 personas y una letalidad del 0,53%, según el ministro de Salud Pública.

Según Portal, la presente ola, la cuarta, ha reportado más de 5.000 casos por semana, entre la semana cuatro y la 13 de 2021. La Isla estuvo ocho días con más de 1.000 casos diarios.

La Habana tiene hoy una tasa de incidencia de 325,1, seguida por Matanzas, Granma, Sancti Spíritus y Santiago de Cuba.

Portal también se refirió a «los casos de niños que han ido creciendo por etapas«.

En esta cuarta ola son más de 7.300 casos de menores enfermos y 36 los menores de 60 años fallecidos en toda la pandemia.

Informó que solo en marzo se registraron 42 brotes en centros laborales de nueve provincias, con más de 3.000 casos.

«Hay problemas con el cumplimiento de protocolos en el sistema de salud y también en otros organismos que participan a nivel de la comunidad», dijo Portal.

También reconoció que hay «demoras en los ingresos de casos confirmados».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.