Salen a la luz más detalles del crimen sucedido en Colón, Matanzas

El cubano fue identificado como Geovanis Padrón Abreu, de 46 años de edad

Testigos agredidos por el esquizofrénico de Colón. (Collage: Periódico Cubano)

Más detalles sobre el crimen acontecido este 18 de noviembre en Colón, municipio de Matanzas. Han salido a luz en informaciones del canal local TV Yumurí, el testimonio de una de las heridas y un testigo de los hechos que terminaron con la muerte Geovanis Padrón Abreu, de 46 años de edad.

De acuerdo al medio oficialista, el cubano que cometió el asesinato de su propia madre y la agresión a dos personas en la escuela primaria de la localidad Eduardo R. Chibás, contaba “con antecedentes de esquizofrenia, a partir de antecedentes familiares”.

Asimismo, en otra publicación en el perfil de Facebook de Radio 26 se hizo público el testimonio de Dianelis Torrens, una matancera que resultó herida por Padrón Abreu, quien narra que ella “iba saliendo de la escuela, había una actividad de fin de curso y veo que ese hombre va para arriba de mí, me mete un empujón y me tira contra el piso. Me mete dos empujones”, dijo señalando el brazo vendado donde recibió la herida punzante.

Según el reporte de TV Yumurí y las declaraciones de Reiner Pereira Govea, Secretario Docente del centro educativo, donde se desarrollaron buena parte de los acontecimientos, tras la reacción de padres y trabajadores, que evitaron mayores consecuencias y mientras se dirigían al lugar las Fuerzas del Ministerio del Interior, el hombre como escapatoria, se dirigió al edificio #33 del Reparto Frank País en la calle Martorell, se puso a “escalar hasta la parte alta de la edificación y lanzarse al vacío”.

Ha sido mediante las redes sociales, a través de las cuales se ha podido conocer sobre el crimen y la manera en la que las autoridades manejaron el caso.

Los videos divulgados revelan la pasividad de la policía y la nula acción del cuerpo de bomberos, quienes en la mayor parte del mundo están preparados para enfrentar este tipo de situaciones, siempre preservando la vida humana, aun y cuando se trate de un asesino.

Igualmente, un aspecto a considerar es la reacción de la multitud presente en el sitio, donde perdió la vida el matancero, quienes de forma acalorada lo instaban a lanzarse al vacío y a que la policía “lo acabara de empujar”. De ahí que numerosas personas que han visto las evidencias existentes, lleguen a sospechar, la posibilidad de que el ciudadano, no cometiera suicidio realmente.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%