Sale otra vez del sistema eléctrico nacional cubano la Termoeléctrica Antonio Guiteras, ‘por falla tecnológica’

Una cubana pide valorar los horarios de los apagones porque ‘hay potencial agrícola pudriéndose’ por falta de riego.

Termoeléctrica Antonio Guiteras. JOHN VILA ACOSTA ACN

La Termoeléctrica Antonio Guiteras salió del sistema eléctrico nacional cubano por falla tecnológica, informó la Empresa Eléctrica de La Habana, según una nota publicada en el portal estatal Cubadebate.

De acuerdo a la nota del medio oficial, se encuentran fuera de servicio por averías las unidades 6 y 7 de la Termoeléctrica de Mariel, la unidad de la Otto Parellada, la 1 de Santa Cruz, la 4 de Cienfuegos, la 4 de Nuevitas, la 2 Felton y la 5 de Renté. Se encuentran en mantenimiento la unidad 2 de Santa Cruz, la 5 de Nuevitas y la 3 de la propia Renté.

En la noche anterior, la máxima afectación en el horario nocturno fue de 1114 MW a las 19:20 horas, coincidiendo con la hora pico, de ellos 21 MW por los daños ocasionados por el huracán Ian, explicó Cubadebate.

El servicio se restableció a las 3:12 AM del viernes, pero poco más de una hora después «se comenzó a afectar nuevamente el servicio en el Sistema Eléctrico Nacional por déficit de capacidad de generación», señaló la nota.

Los comentarios de los lectores de Cubadebate reflejaron hartazgo ante una situación que continúa extendiéndose en el tiempo y además de dificultar más la vida cotidiana de los cubanos, afecta la agricultura, en medio de la crisis alimentaria que atraviesa el país, como señaló una usuaria.

«Valoren los horarios de corte eléctrico en consejo popular Charcas Abreus hay potencial agrícola perdiéndose, porque en horario diurno no tenemos corriente desde hace varios días y no se puede regar. En la noche que es horario pico no la quitan y no se puede regar porque es aniego y el agua tiene que ser conducida por el hombre, a oscuras en el campo imposible realizar la labor», escribió Olga.

«No cambia nada y no es posible que cada día sea la misma rutina de Apagones de 6:00AM a 12:00M y luego 5:00PM a la noche hasta las horas que la pongan, llevamos meses en esto en Camagüey sin poder ver las noticias de la televisión y ni siquiera poder estudiar y trabajar», lamentó José.

«Hasta los comentarios se vuelven reiterativos aquí, ya esto es más de lo mismo, entra, sale, combustible, mantenimiento, y la afectación mayor es la termoeléctrica que alimenta la luz al final del túnel, que esa no tiene pronóstico de solución», dijo Raúl B.

«Bueno, algo positivo de esta carencia de energía eléctrica (apagones); en el horario nocturno, sin TV, radio ni otro entretenimiento de seguro aumenta la natalidad, no hay otra que hacer», ironizó Alfredo. «Ah, súmales a los apagones la carencia de condones y otros anticonceptivos», añadió.

Ya en octubre pasado, el Ministerio de Energía y Minas de Cuba había anunciado que sacaría de servicio la Termoeléctrica Antonio Guiteras durante este mes, para someterla a un «mantenimiento» durante 12 días, lo que podría suponer el incremento de los apagones en el país.

La recién anunciada salida de la termoeléctrica del sistema eléctrico cubano, aunque se debe a una nueva falla tecnológica, según la Empresa Eléctrica de La Habana, hace suponer que se llevará a cabo el mantenimiento previsto para este mes, que, según pronosticó Dioelvis Sollet Mosqueda, director de la Empresa Eléctrica de Matanzas el pasado 2 de noviembre en entrevista con el medio oficial Girónsería «un mes complicado»

Las palabras del funcionario constituyeron el pronóstico de más apagones para los cubanos, que tendrán que prepararse para muchas más jornadas de «resistencia creativa» y pusieron en tela de juicio las promesas de Miguel Díaz-Canel de poner fin a la grave situación con los apagones para fin de año.

La información sobre la salida de la Antonio Guiteras del sistema eléctrico nacional se ha dado un día después de que cubanas entrevistadas por el sistema informativo de la televisión estatal se mostraran aparentemente conformes con una nueva estrategia electroenergética implementada en Ciego de Ávila por la Unión Eléctrica (UNE) para repartir los apagones de «forma equitativa», y de paso ofrecieron consejos para aprovechar tres horas de corriente eléctrica.

«En las tres horas tratamos de realizar las tareas que tenemos pendientes. Es decir, si vamos a lavar tenemos que saber que en el momento que nos la ponen tenemos que tener todo listo», dijo la avileña Ridalma Ríos Camino.

Por su parte, Marlenis Camejo consideró que hay «que organizar en la casa, la familia que coopere, todo el mundo en unión se puede lograr».

 «Estamos claros de toda la situación y el esfuerzo que se hace y yo creo que es más conveniente tres horas con electricidad y tres horas con el apagón», añadió.

Isabel María Empernas dijo la nueva estrategia «es parte de la resistencia creativa, que debe requerir tiempo porque es ir cambiando un circuito con otro y eso lleva su dedicación y su tensión también».

Con la «resistencia creativa», la mujer entrevistada asumió una frase que repite Miguel Díaz-Canel cada vez que aborda la crítica situación que padecen todos los sectores de la sociedad cubana. El gobernante ha hecho de la «resistencia creativa» un eslogan para pedir sacrificios a una población exhausta de penurias y de políticas fracasadas.

Las termoeléctricas cubanas han sobrepasado su vida útil, según las propias autoridades del Ministerio de Energía y Minas. Y las inversiones para renovarlas son costosas y toman tiempo. De ahí que las promesas de Díaz-Canel de poner fin a la grave situación con los apagones para fin de año, no sean creíbles.  

Los prolongados apagones estuvieron entre los motivos del estallido de manifestaciones antigubernamentales en julio de 2021 en más de cincuenta ciudades y comunidades cubanas. También han provocado protestas en varias ciudades del país durante 2022.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%