Sale de prisión el activista cubano Virgilio Mantilla Arango

El prisionero político cumplió una sanción de siete meses de cárcel tras manifestarse públicamente en Camagüey a favor del Movimiento San Isidro.

Virgilio Mantilla Arango en la puerta de su casa. VIRGILIO MANTILLA/FACEBOOK

El prisionero político cubano Virgilio Mantilla Arango fue liberado el domingo tras cumplir una condena de siete meses de privación de libertad por el presunto delito de acaparamiento, después de que el activista se manifestara públicamente para apoyar al Movimiento San Isidro.

Varios activistas informaron en redes sociales de la excarcelación de Mantilla Arango, líder fundador de la Unidad Camagüeyana por los Derechos Humanos, entre ellos la Dama de Blanco Leticia Ramos Herrería.

«La mejor noticia de todos estos tiempos difíciles: acaban de liberar a mi hermano Virgilio Mantilla Arango», escribió Ramos Herrería en Facebook.

La argentina Sandra Photusgnr, que se mantuvo en redes sociales muy activa en una campaña por la libertad del prisionero político, celebró la excarcelación, pero alertó de que está incomunicado.

«Hoy, después de siete meses de una injusta condena, Virgilio Mantilla fue liberado. En silencio, en secreto, lo trasladaron desde la cárcel Kilo Ocho hasta Céspedes, su pueblito, a 50 km. Raro, en un país que está totalmente sumido en la escasez de combustible, donde las ambulancias no circulan por falta de combustible», escribió en Facebook.

«Así, totalmente en silencio, Virgilio fue llevado a su casa. Y ahora tampoco tiene un celular como para poder comunicarse con nadie. Así que nadie lo vio. No se sabe en qué condiciones físicas y de salud esté. Pero bueno, libre al fin», concluyó.

El periodista independiente Héctor Luis Valdés Cocho recordó que Mantilla «fue encarcelado por brindar en noviembre pasado su total apoyo al Movimiento San Isidro, cuando un grupo de jóvenes se encontraban en huelga de hambre y de sed en la sede de dicho movimiento en La Habana».

«Virgilio se encuentra en su casa, rodeado de sus seres queridos en Céspedes, provincia Camagüey. Una noticia buena entre tanta oscuridad», celebró en Facebook.

Mantilla Arango se contagió de Covid-19 en la cárcel y tuvo que ser hospitalizado durante 13 días. A finales de marzo de este año, tras regresar a la prisión Kilo 9, aún convaleciente, fue enviado a celda de castigo.

En aquel momento, el activista Jiordan Marrero Cruz denunció a DIARIO DE CUBA que el oficial Eider Sierra, jefe del Departamento de Cárceles y Prisiones, fue quien tomó tal medida.

Según el activista, lo más preocupante de la situación de Mantilla Arango era «su delicado estado de salud, con problemas respiratorios (asmático) y dolores constantes en la cervical, consecuencia esto último de las brutales golpizas propinadas por los cuerpos represivos de la tiranía».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.