Sacerdote camagüeyano pide por una Cuba libre del mal: “No podemos perder la fe”

Aprovechando este 12 de junio la celebración del Inmaculado Corazón de María, Gálvez aprovechó para pedir a la población cubana para que ore por el bienestar de la isla.

El sacerdote cubano invitó a los ciudadanos en la isla a no dejar de pesar, de ofrecer opiniones y de “expresarnos libremente”. Foto: Composición de CPEM

Fernando Gálvez, sacerdote católico de la Iglesia Católica de San José de Lugareño ubicada en el municipio Minas en la provincia de Camagüey, mediante sus redes sociales envió un mensaje de amor pidiendo por una Cuba libre del mal.

Aprovechando este 12 de junio la celebración del Inmaculado Corazón de María, Gálvez aprovechó para pedir a la población cubana para que ore por el bienestar de la isla.

“Cada día proliferan en las redes sociales cientos de insinuaciones, quejas, chistes, deseos, propuestas, invitaciones, advertencias, críticas, sospechas y hasta ofensas. Todas motivadas por un único deseo: la libertad, la paz y el progreso de Cuba”, añadió.

“Todos deseamos vivir sin sobresaltos absurdos, sin monstruos disfrazados, sin “campos minados”, queremos decir lo que pensamos y construir la Cuba que soñamos. Queremos ver el fruto de nuestro trabajo, soñamos con una vida digna para todos”, aseveró el eclesiástico de 32 años de edad.

Sacerdote camagüeyano hace un llamado para acudir al Rosario y pedir por Cuba

Fernando Gálvez, de acuerdo a la celebración del Inmaculado Corazón de María precisó que, “Nuestra Señora se apareció en Fátima (Portugal) en 1917, nos dejó un instrumento para la lucha contra el Mal y la búsqueda de la Paz: el Rosario. Allí mismo nos advirtió del error que Rusia esparciría por el mundo, ya sabemos de esos errores y muy bien que lo sabemos, llevamos las marcas en la piel y aún seguimos atados”.

“Por eso mi oración e invitación es a acudir al Rosario. Cada día, en familia, entre amigos o personalmente, sigamos las indicaciones de Nuestra Señora. Sin la huella de Dios en el corazón de los hombres el mundo nunca tendrá paz”, escribió en su perfil de Facebook.

El sacerdote cubano invitó a los ciudadanos en la isla a no dejar de pesar, de ofrecer opiniones y de “expresarnos libremente”, por lo tanto pidió que, a dichas quejas o peticiones se añada el Rosario. “Entonces, no solamente tendremos una Cuba libre de opresión política sino también del Espíritu del Mal, artífice de todas las mentiras”.

Por último, Gálvez hizo un llamado a ser perseverantes, “por una Cuba libre del mal”. “Llevemos el Rosario a las manos, a los labios y al corazón de todos los cubanos de fe y de buena voluntad”.

Cabe mencionar que, este sacerdote camagüeyano a comienzos del mes de marzo informó que desde que empezó a hablar sobre la crisis por la que atraviesa la isla y de política ha recibido mensajes en su contra.

TOMADO DE CUBANOSPORELMUNDO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.