Rusia tiene un rol en la represión de los manifestantes del 11J y los promotores del 15N en Cuba

Si China proporcionó la tecnología que permitió al régimen cubano cortar Internet durante las protestas de julio, Rusia habría entrenado a los represores del aparato judicial.

Yamila Peña Ojeda, fiscal general de la República de Cuba. PRESIDENCIA DE CUBA/TELEGRAM

La Fiscalía General de la República de Cuba ha sido la encargada de continuar, por las «vías legales», la arremetida que ordenó Miguel Díaz-Canel contra los cubanos que salieron a las calles entre el 11 y el 13 de julio para reclamar, de manera pacífica, libertad y el fin del comunismo. Tras la represión perpetrada por la Policía —que se saldó con un muerto reconocido oficialmente— y por los llamados «revolucionarios», a los fiscales cubanos les ha tocado pedir para los manifestantes condenas que desalienten futuras protestas en Cuba. Rusia ha contribuido a engrasar esa maquinaria represiva.

Los fiscales cubanos se han encargado además de amenazar con la imputación de delitos a los promotores de la marcha cívica por el cambio, convocada para el día 15 de noviembre. De esta forma, cumplen con lo estipulado en la Ley 83 de la Fiscalía General de la República, cuyo Artículo 1 establece que este órgano se encarga de «…la promoción y el ejercicio de la acción penal pública en representación del Estado», en un país donde no hay separación de poderes y existe un solo partido político legal que la Constitución declara «vanguardia organizada de la nación»

Tras el 11J, quedó al descubierto el papel de China en el apagón de internet con que el régimen cubano pretendió impedir que el mundo conociera de las protestas que estallaron en varias ciudades cubanas

Por otra parte, parecería que Rusia, gobernada por el ex miembro de la KGB soviética Vladimir Putin, se habría limitado a ayudar a intentar calmar el descontento popular contra su aliado cubano con el envío de comida y medicinas a la Isla. Pero una mirada a los currículos de los miembros del Consejo de Dirección de la Fiscalía General de la República permite concluir que el rol de Rusia es más importante para el régimen cubano que el de un simple suministrador de donaciones.

La fiscal general de la República, Yamila Peña Ojedafue designada por el Consejo de Estado para ese cargo el 14 de julio de 2018. Fue fiscal jefe provincial en La Habana y desde el 9 de enero de 2017 se desempeñó como vicefiscal general de la República. Es especialista en Derecho Penal y en Defensa de la Seguridad Nacional. Ha cursado otros estudios de posgrado, como el diplomado en Administración Pública, el curso de formación en la Academia de la Fiscalía General de la Federación de Rusia, y otros dentro y fuera de Cuba.

La vicefiscal general de la República, Alina Montesinos Li, fue designada por el Consejo de Estado el 14 de julio de 2018. Antes, ocupó los cargos de fiscal jefe provincial de la antigua Habana y fiscal jefe de la Dirección de Procesos Penales y de Información y Análisis de la Fiscalía General de la República. Es Especialista en Derecho Civil y de Familia, realizó el diplomado en Administración Pública y el curso de recalificación para cuadros de dirección en la Academia de la Fiscalía General de la Federación de Rusia.

El también vicefiscal general de la República, Reinaldo Cruz Rivera, fue designado por el Consejo de Estado el 5 de diciembre de 2018, tras desempeñarse como fiscal jefe provincial de Pinar del Río durante varios años, y fiscal jefe de la Dirección de Verificaciones Fiscales de la Fiscalía General de la República durante cinco años. Es especialista en Defensa y Seguridad Nacional, realizó el diplomado en Administración Pública y el curso de recalificación para cuadros de dirección en la Academia de la Fiscalía General de la Federación de Rusia.

Marcos Caraballo de la Rosa, también vicefiscal general de la República, fue designado por el Consejo de Estado el 14 de julio de 2018, tras ocupar los cargos de fiscal jefe provincial de Granma durante varios años y fiscal jefe de la Secretaría del Fiscal General de la República de Cuba durante cuatro años. Es Especialista en Derecho Penal y realizó el diplomado en Administración Pública y el curso de recalificación para cuadros de dirección en la Academia de la Fiscalía General de la Federación de Rusia. También ha recibido formación en países comunistas como Vietnam. 

Solo un miembro de este Consejo de Dirección no tiene en su currículo un curso de formación en Rusia, y es el único militar del grupo: el vicefiscal general militar de la República de Cuba, Juan Raudel Risell Collazo, que atiende y decide sobre todas las acciones penales que deban realizarse contra oficiales del Ministerio de Interior (MININT) y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%