Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

Rusia, el otro gran asunto pendiente

Con el control de armas y los acuerdos comerciales en mente, entre otros delicados asuntos de espionaje y sabotaje cibernético, Occidente analiza cómo domesticar el ‘oso ruso’

Vladimir Putin,jefe del gobierno ruso

MIAMI.- Las relaciones entre Rusia y Estados Unidos y Europa vuelven a dar un giro hacia el enfrentamiento, luego de que el opositor ruso Alexéi Navalni fuera detenido tras su regreso a Moscú, después de haber sido tratado en un hospital en Alemania por envenenamiento, de lo que el régimen ruso de Vladimir Putin es acusado.

De hecho, Moscú dijo que “no tomará en cuenta” los pedidos de Occidente para liberar a Navalni y afirmó que los llamados de éste a protestas masivas en la capital rusa son “ilegales”.

“Es un asunto completamente interno y no permitiremos que nadie se meta”, declaró a la prensa el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov.

“No podemos y no vamos a tomar en cuenta esas declaraciones” hechas en Berlín, París, Washington, Bruselas y Londres pidiendo la liberación de Navalni, aseguró Peskov.

El portavoz denunció además los “preocupantes llamados” del opositor, detenido al regresar el domingo a Rusia, a manifestaciones masivas.

Según la ley rusa, cualquier manifestación necesita un permiso de las autoridades. Además, en una gran parte del país, incluyendo Moscú, las reuniones están prohibidas por la pandemia.

De cualquier manera, preocupa la suerte de Navalni cuando EEUU y Europa tratan de llegar a acuerdos con Rusia, como son la propuesta de extender el acuerdo antinuclear START con Washington, que caduca el 5 de febrero, y el suministro de gas natural al Viejo Continente, que tanto necesitan los europeos.

En el caso de Estados Unidos, el expresidente soviético Mikhail Gorbachev las relaciones son de “gran preocupación” y aconseja al presidente Biden iniciar conversaciones con Rusia para aclarar las “intenciones y acciones” de los dos países.

En una entrevista con la agencia estatal de noticias TASS, se le preguntó a Gorbachov sobre sus expectativas para la presidencia de Biden y dijo que “hay que hacer algo … para normalizar las relaciones”.

En 1991, Gorbachov firmó el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START I) con su homólogo estadounidense George H.W. Bush, lo que llevó a los dos países a limitar sus capacidades nucleares.

Tomado De DIARIOLASAMERICAS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: