Rubén Blades: ‘ni en Cuba ni en Venezuela hay democracia’

El músico panameño analiza la corrupción en el poder judicial en América Latina, pero descarta los casos de Cuba y Venezuela por tratarse de dictaduras.

El músico panameño Rubén Blades NOTICEL

El músico panameño Rubén Blades publicó una reflexión en sus redes sociales respecto a las recientes destituciones de magistrados en El Salvador, en la cual abordó temas que afectan a la mayor parte de los países latinoamericanos, como es el caso de la corrupción y la independencia judicial.

Blades se mostró favorable a las recientes destituciones de jueces en El Salvador, impulsadas por el presidente Nayib Bukele, y afirmó que al ser electo democráticamente es el pueblo quien apoya «la depuración de sus corruptos órganos de Administración», ante lo que pidió no invocar a la Isla o a Nicolás Maduro, porque «ni en Cuba ni en Venezuela hay democracia».

El artista panameño, quien también ha incursionado en la política, pues fue ministro de Turismo de su país entre 2004 y 2009, cuestionó que tanto los poderes legislativos como los judiciales en muchos países de la región se encuentren permeados por la corrupción, por lo cual «ninguno investiga al otro y la impunidad de actos dolosos está garantizada».

Pese a ello, Blades afirmó que «en Panamá y otros países se continúa defendiendo el mito de una supuesta separación de poderes y negando su efecto nocivo en la institucionalidad, como si efectivamente no estuviesen el pueblo y la estructura administrativa rehenes de la corrupción de los que ocupan y dirigen al país».

«¿Cómo esperar que un órgano corrupto se investigue a sí mismo con honestidad y objetividad?¿Cómo esperar que un órgano administrativo corrupto acepte cooperar con los que pretenden eliminarlo del cuerpo institucional?», preguntó.

En ese sentido, defendió que Nayib Bukele, a través del Congreso, destituyera a los jueces de la Corte Suprema de Justicia, pues sugirió que en Panamá necesitan la misma depuración porque «los propios magistrados han acusado a sus colegas de vender fallos y advertido que, si no los dejan quietos, ‘hablarán'».

Insistió en no equiparar al venezolano Nicolás Maduro con Bukele, pues afirmó que «Maduro desconoció a un Órgano Legislativo electo por el voto popular, porque ese poder era contrario a su ambición dictatorial» y «creo una nueva Asamblea con el apoyo de una Corte Suprema plegada a su interés y alcahueta de sus intenciones antidemocráticas».

«Ese, no es el caso por lo menos al momento, del presidente Nayib Bukele de El Salvador. Fue una Asamblea democráticamente electa la que decreto la remoción de los magistrados, acto que hoy cuenta con el apoyo de más del 70% de la población del país», agregó.

Blades dijo que no sabe lo que hará Bukele en el futuro, y no descartó que se convierta en otro dictador más para la región, pero afirmó que actualmente «salir de un corrupto sistema judicial es un imperativo para la mayoría de los países latinoamericanos».

«Y no me hablen de que hay que respetar la institucionalidad y la separación de poderes en países corruptos hasta la médula. Ese cuento hoy ya no se lo cree ni el ser más bobo del planeta. Y si el pueblo que vota es el pueblo que apoya a su presidente o presidenta cuando ordena la depuración de sus corruptos órganos de administración», agregó.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.