Revelan imágenes inéditas del violento desalojo de la sede del Movimiento San Isidro (+VIDEO)

  • Categoría de la entrada:Cuba / Habana
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

En el video que ha sido divulgado se pueden apreciar los minutos antes de que, los esbirros del castrismo disfrazados de médicos irrumpieron en la vivienda.

 total fueron 14 los integrantes de San Isidro que resultaron apresados en esa oportunidad, de los cuales cinco estaban en huelga de hambre. Foto: Composición CPEM

Este miércoles fueron relevadas imágenes inéditas del violento desalojo que sufrieron los activistas del Movimiento San Isidro en la sede de la organización ubicada en Damas 955 en La Habana Vieja el pasado 26 de noviembre en horas de la noche mientras se mantenían en protesta pacífica, algunos en huelga de hambre, exigiendo la libertad del rapero cubano, Denis Solís.

En el video que ha sido divulgado por el medio independiente El Estornudo, se pueden apreciar los minutos antes de que, los esbirros del castrismo disfrazados de médicos irrumpieron rompiendo la puerta de la vivienda y procedieron violentamente a llevarse detenidos a los huelguistas.

El material del violento desalojo de la sede del Movimiento San Isidro fue grabado desde la segunda planta de la casa en La Habana Vieja en donde estaban congregados los activistas que impulsan un cambio en la isla.

Asimismo, se pude observar el “diálogo” que sostenían los funcionarios castristas con los huelguistas, a quienes les aseguraban que no “querían usar la fuerza” para entrar al inmueble.

Esbirros del régimen vestidos de médico arremetieron contra los activistas. Foto: Captura de YouTube

En total fueron 14 los integrantes de San Isidro que resultaron apresados en esa oportunidad, de los cuales cinco estaban en huelga de hambre.

Excusa para desalojar la sede del Movimiento San Isidro

La excusa utilizada por la dictadura para irrumpir en Damas 955 fue que necesitaban hacerle una prueba PCR a los huelguistas debido a que, alegaban que el periodista Carlos Manuel Álvarez tenía coronavirus y había violado los protocolos de bioseguridad al arribar a La Habana procedente de los Estados Unidos. En palabras textuales, el esbirro que fungió como vocero en el desalojo aseguraba que habían recibido una denuncia por el presunto delito de “propagación de epidemia” y por ello necesitaban entrar.

En el momento del violento allanamiento a la sede del Movimiento San Isidro, los activistas tenían 10 días atrincherados de forma pacífica exigiendo la liberación de Denis Solís y el cierre de las tiendas en dólares.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.