Revelan detalles del vehículo que atropelló y causó la muerte de una cubana en Hialeah

Las autoridades locales piden ayuda para localizar al conductor homicida

El conductor de un Toyota Corolla atropelló mortalmente a una mujer cubana en Hialeah tras una discusión por un parqueo. (Foto: Departamento Policial de Hialeah)

El Departamento Policial de Hialeah publicó imágenes del vehículo que atropelló mortalmente a una mujer de origen cubano luego de una discusión por una plaza de parqueo en un edifico de apartamentos, situado en esta ciudad al sur de Florida, el pasado domingo 13 de febrero.

Gracias a una cámara de videovigilancia, los detectives locales lograron identificar que el auto es un Toyota Corolla color oscuro, modelo L o LE, con placa desconocida. Asimismo, se mencionó que su año de fabricación se encuentra entre 2014 y 2016.

Anteriormente, se había dicho que el vehículo quedó con la parte delantera dañada tras impactar a la mujer, quien era madre de dos hijos. El teniente Eddie Rodríguez, vocero de la Policía de Hialeah, solicitó a la comunidad compartir cualquier información relacionada con este crimen que pudiera facilitar la detención del conductor.

Para ello, se puede marcar a los números 305-687-2525, perteneciente a la policía local; y al 305-471-8477, línea de Alto al Crimen en Miami-Dade.

Fernández se encontraba en su apartamento, ubicado en el 400 W 1st Ave, cuando su hija le avisó que una persona se había estacionado sin permiso en el lugar del parqueo que le corresponde a ella.

La madre bajó hasta el estacionamiento y empezó a discutir para que liberaran la plaza, pero el conductor arrancó el vehículo para luego arrollarla y, además, arrastrarla brutalmente unos metros.

Fernández, quien trabajaba en una gasolinera, fue movilizada en una ambulancia hacia la sala de urgencias de un hospital, donde finalmente falleció a causa de las heridas y contusiones por el atropellamiento.

Vecinos denunciaron ante América Tevé que clientes de un motel cercano suelen utilizar los espacios del estacionamiento del edificio sin permiso de los inquilinos.

Tras la muerte, una persona identificada como María Gámez inició una campaña en la plataforma GoFundMe a fin de recaudar fondos para los gatos funerarios de la madre cubana.

“Hemos perdido a una gran amiga, hermana, madre, tía, sobrina y ser humano. Todos los que la conocían sabían que era una mujer trabajadora, cariñosa y vivía por sus hijos. Olga no solo nos dejó sin esperarlo, pero también deja a sus dos hijos atrás. Diana de 24 y Freddy de 18. En momentos así es importante juntarnos y ayudar a sus niños”, dice el texto de la campaña.

Según el marcador de donativos, se han recibido 103 aportaciones para una donación de 7.920 dólares, cifra que supera los 5.000 solicitados.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%