¿Retroceso o cálculo? Moscú dice ahora que no es correcto hablar de bases militares rusas en Cuba y Venezuela

‘No se puede hablar de instalar una base como en el periodo soviético’, dice el ex presidente ruso Dmitri Medvédev.

Dmitri Medvédev y Vladimir Putin. SERGEI KARPUKHIN REUTERS

El ex presidente de RusiaDmitri Medvédev, advirtió que no es correcto hablar de la posibilidad de emplazar bases militares rusas en Cuba y Venezuela porque ese tipo de declaraciones provocan grandes tensiones, cuestionando las declaraciones de otros funcionarios del Kremlin de días atrás.

«Considero que no es muy correcto hablar de este tema, porque como regla ello provoca una tensión muy significativa, como mínimo en el ámbito económico», dijo Medvédev, actual vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, en una entrevista adelantada el jueves por medios locales.

Agregó que la instalación de bases militares en otros Estados «depende de las decisiones soberanas de esos países», citó EFE.

«Efectivamente, tenemos determinados acuerdos con algunos Estados sobre la presencia allí de nuestras tropas, como en Siria y otros países», comentó Medvédev, citado por la agencia oficial rusa TASS, que precisó que el texto completo de la entrevista será publicado el viernes.

Al mismo tiempo, quien fuera presidente de Rusia entre 2008 y 2012 subrayó que «no hay que adelantarse» y decir que Moscú quiere emplazar bases o que ya ha alcanzado acuerdos para ese fin.

«Es totalmente incorrecto. Esto provoca tensión en el mundo», insistió.

No obstante, añadió que «Cuba y Venezuela son países próximos a Rusia que tienen una política exterior independiente».

«No podemos emplazar nada allí (…) simplemente porque ello debe corresponderse con su posicionamiento geopolítico, con sus intereses nacionales», señaló.

En este sentido, destacó que Cuba y Venezuela «intentan superar su aislamiento y, en cierta medida, restablecer relaciones normales con Estados Unidos».

Por eso, agregó, «no se puede hablar de instalar una base como en el periodo soviético, cuando con toda una serie de países tenían una infraestructura militar unida, basada en una misma ideología».

Hace dos semanas los medios rusos apuntaron la posibilidad de que Rusia emplace bases militares en Cuba y Venezuela, como medida de presión ante el incremento de las tensiones con Estados Unidos y la OTAN por Ucrania.

Ello, a partir de que el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, se negara a rechazar o a afirmar esa opción. Luego, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, eludió dar una respuesta clara a la sugerencia, al asegurar que Moscú estudia diferentes variantes, aunque ratificó el escenario.

«En el contexto de la actual situación, Rusia piensa en cómo garantizar su propia seguridad», afirmó en una rueda de prensa.

Pese a las declaraciones de Medvédev, esta semana el Kremlin informó que Vladimir Putin había conversado vía telefónica con Miguel Díaz-Canel y Nicolás Maduro para «abordar la cooperación estratégica entre sus gobiernos». 

El miércoles último, el canciller Serguéi Lavrov dijo que Rusia reforzará su cooperación estratégica con La Habana, Caracas y Managua en «todos los ámbitos».

«En cuanto a Cuba, Nicaragua y Venezuela, tenemos unas relaciones muy estrechas y una cooperación estratégica en todos los ámbitos: en la economía, la cultura, la educación y la cooperación técnico-militar», dijo el jefe de la diplomacia rusa, según EFE.

Lavrov señaló que durante recientes conversaciones con los gobernantes de los tres países, Putin acordó reforzar aún más los lazos con esos aliados. 

En el caso de Cuba, según Moscú, Putin y Díaz-Canel intercambiaron opiniones sobre la cooperación comercial, económica y de inversión bilateral, y debatieron «cuestiones relativas a una mayor coordinación de las acciones de los dos países en el ámbito internacional de acuerdo con los principios de la cooperación estratégica y las tradiciones de amistad y entendimiento mutuo».

Díaz-Canel agradeció las donaciones enviadas a su Gobierno por Rusia, que se hicieron más abundantes a raíz de las manifestaciones populares masivas del 11J en decenas de ciudades de la Isla.

La nota agregó que ambos «acordaron colaborar estrechamente para reforzar las relaciones bilaterales e intensificar los contactos a diversos niveles».

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%