Al día con Florencia, Cuba y el Mundo

Reservas y servicios del turismo en Cuba serán comercializados en dólares

De esa manera, se agudizarían aún más las diferencias sociales entre una minoría que recibe dólares del exterior y una inmensa mayoría de cubanos cuyos salarios no tienen ningún valor práctico.

Se espera que el 90 por ciento de los hoteles y los servicios del turismo dirigidos al mercado nacional comiencen a cobrarse en MLC (Foto del autor)

LA HABANA, Cuba. – Como parte del proceso de dolarización de la economía que lleva a cabo el régimen cubano desde mediados de 2020, se espera que a partir de julio del presente año, coincidiendo con la culminación del proceso de unificación monetaria que implica la desaparición del peso convertible (CUC), más del 90 por ciento de los establecimientos hoteleros y de los servicios del turismo dirigidos al mercado nacional pasarán a cobrarse en la modalidad de “moneda libremente convertible” o MLC, con lo cual se eliminaría la posibilidad actual de pagar con pesos cubanos (CUP), es decir, la moneda que reciben como salario casi todos los trabajadores de la Isla.

Un alto funcionario del Ministerio del Turismo (MINTUR) de Cuba ha confirmado a nuestro medio que, como ha ocurrido con la red de Comercio Minorista, en breve será publicada la lista de hoteles y centros turísticos cuyos servicios pasarán a comercializarse exclusivamente en dólares, lo cual incluiría los establecimientos con categoría de 5 estrellas y 5 estrellas plus, así como el conjunto de instalaciones administradas por empresas extranjeras como Iberostar, Accor, Meliá, Kempinski, Mercure, NH Hotels y otras. 

La información, corroborada además por funcionarios del Ministerio de Economía, así como por trabajadores del turismo en la Isla, agrega que las ofertas en pesos cubanos se limitarán a una treintena de establecimientos administrados por las cadenas estatales Islazul y Cubanacán, lo que representaría apenas el 9 por ciento del total de la planta hotelera de Cuba, compuesta por cerca de 400 instalaciones. 

“Son unas 350 instalaciones que pasarán a la nueva modalidad. Algunas brindan servicios de altos estándares, que necesitan importar los insumos y les resulta imposible continuar cobrando los servicios en pesos cubanos”, afirma el funcionario bajo la condición de que nos reservemos su identidad, ya que le está prohibido ofrecer información a la prensa independiente.

“Si se continúa cobrando en las dos monedas (pesos cubanos y dólares) no solo se torna compleja la contabilidad, como ahora con el CUC, sino que de seguir así estaríamos cobrando en una moneda que, hay que reconocerlo, hoy no cuenta con respaldo real en divisas, serían como precios simbólicos. Todos los servicios que antes se cobraban en CUC pasarán a MLC; hay hoteles como el Manzana, Paseo del Prado, el Nacional, Packard y otros de ese nivel que aún están estudiando variantes para el cobro de los servicios de bar, restaurantes, piscina, gimnasios, centros comerciales, servicios que son consumidos por clientes no hospedados. Estas modalidades descartan el manejo de efectivo y pudieran incluir el prepago de una tarjeta para consumo dentro del establecimiento, el uso de aplicaciones móviles para las transacciones, abonos previos al consumo, etcétera, debido a las dificultades que pueden presentarse con el pago mediante sistema POS”. 

En agosto de 2020 el Ministerio del Turismo de Cuba inició la comercialización de los productos turísticos mediante el pago con tarjetas en MLC, cuyo respaldo proviene fundamentalmente de las remesas que los cubanos residentes en el exterior envían a sus familiares en la Isla. 

En ese primer momento, aunque algunos establecimientos de la cayería norte y Varadero se destinaron en exclusiva al alojamiento de los turistas extranjeros, debido a la situación epidemiológica causada por la COVID-19, para el resto de las ofertas se mantuvo la posibilidad del pago en CUC para clientes nacionales, aunque al mismo tiempo se estimuló el pago con tarjetas en MLC con el descuento de un 10 por ciento a quienes lo hicieran ya sea desde Cuba o el exterior.

En cambio, la cadena de tiendas Caracol y la renta de autos eliminaron totalmente las ventas en CUC para acogerse directamente a la modalidad por tarjetas en MLC. Por su parte, los servicios de alojamiento a nacionales se restringieron a menos de una veintena de unidades a mediados de junio de 2020, cuando se decidió pasar a varias provincias a la primera fase de recuperación postpandemia. Al respecto, comenta el mismo funcionario del MINTUR:

“Cubanacán puso a prueba una decena de hoteles, al igual que Islazul, con el propósito de comprobar cuán rentable era cobrar los servicios en moneda nacional, tanto en CUC como en CUP. La renta de autos y la venta en las tiendas (Caracol), en cambio, sirvieron para comprobar si la disposición era bien acogida, saber si la gente respondería positivamente a la iniciativa, y así fue. A pesar de las limitaciones por el coronavirus se hicieron las reservaciones y ventas en MLC que preveíamos en un inicio. También se ha visto que mantener los servicios en pesos cubanos es imposible. Convencer a la parte extranjera de que acepte cobrar en una moneda que no tiene respaldo ha sido difícil, así que no quedan soluciones”, señala este funcionario. 

Por su parte, trabajadores del sector, entrevistados al respecto, confirman que se realizan ajustes en las operaciones de venta y que esperan los cambios para el segundo semestre del año, aunque hoteles como el Packard, Manzana, Nacional y Paseo del Prado comenzarían a hacerlo muy pronto, en cuanto se restablezcan los servicios.

Para el caso particular del Packard, en la capital cubana, se estarían ensayando modalidades de prepago en carpeta, mediante la expedición de una tarjeta de consumo.

“Cuando se pase a la normalidad y comencemos a recibir clientes cubanos, ya sea en las habitaciones o en otras áreas comunes a clientes y visitantes, estamos viendo la posibilidad de usar una tarjeta o un depósito previo en carpeta, para evitar cualquier dificultad con las tarjetas de Red emitidas por los bancos cubanos, problemas de conectividad, saldo insuficiente, extravíos o equívocos que son frecuentes hoy en las tiendas en MLC”, ha dicho una especialista del área de ventas de la cadena española Iberostar. 

“No se ha hablado nada de fechas pero estamos trabajando en ese sentido. Lo que está seguro es que los servicios de bar, en la terraza y la piscina, que antes se cobraban en CUC no se cobrarán en pesos cubanos. No sabemos bien aún cómo se hará, si dejarán que los cubanos vuelvan a entrar cuando no sean clientes del hotel, pero en pesos no será. Habrá que buscar una solución porque los servicios en la terraza son los que más ingresos diarios reportan al hotel”, afirmó una trabajadora del Hotel Packard, en La Habana.

De concretarse en los próximos meses la decisión del MINTUR, aún no divulgada, de pasar sus instalaciones hoteleras a la modalidad de venta de bienes y servicios exclusivamente en moneda libremente convertible (MLC), se agudizarían aún más las diferencias sociales entre una minoría que recibe dólares del exterior y una inmensa mayoría de cubanos cuyos salarios son pagados por el régimen en una moneda sin ningún valor práctico. 

Cuando a mediados de 2020 el régimen anunció la apertura de las tiendas en MLC aseguró que esta decisión impopular y altamente discriminatoria abarcaría apenas 72 establecimientos en todo el país, con la finalidad de captar divisas que servirían en lo fundamental para abastecer la red comercial en CUC y pesos cubanos, pero han pasado los meses y la situación de desabastecimiento se torna cada día más dramática, mientras que la dolarización rebasa el número inicial de comercios y se extiende por más de dos centenares de establecimientos a lo largo y ancho de Cuba. 

Tomado De CUBANET

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: