Agencia de alquiler de autos en Hotel de La Habana

La renta de autos en Cuba estará disponible para “todos” los interesados de dentro y fuera del país, pero solo será posible a través de pagos con tarjetas y en Moneda Libremente Convertible (MLC), confirmó la agencia estatal Transtur. 

Recientemente circuló la información de que los cubanos residentes en la isla no podrían acceder al servicio de renta de automóviles, pues este estaría reservado exclusivamente para extranjeros y residentes en el exterior. 

CiberCuba contactó a Transtur, empresa dedicada al alquiler de los coches, la cual aclaró que esta información no era del todo cierta, sin embargo, los interesados en contratar el servicio debían contar con una tarjeta en MLC

“No es cierto. Los cubanos residentes dentro y fuera de Cuba pueden rentar de acuerdo con los requisitos para todos por igual”, afirmó Transtur. 

-¿Y en qué moneda?, preguntó CiberCuba.

– “En MLC, sólo a través de tarjeta”, explicó la empresa estatal cubana. 

Por su parte, la rentadora VIA CAR dijo a nuestra publicación que lo cubanos residentes en Cuba no podrán hacer reservas mediante una agencia de viaje.

“Tienen que rentar directo en los puntos de renta y pagar con una tarjeta en MLC”, explicó.

Señaló, además, que el alquiler de un auto puede incluir conductores adicionales residentes en la isla, pero el titular tiene que ser un residente en el exterior y este deberá presentar los documentos que así lo acrediten.

La medida parece irracional y contradictoria en un país donde casi nadie gana salarios en MLC.

También indica que el gobierno cubano intenta acelerar la dolarización de la economía, a pesar de que el gobierno asegura que se trata de una medida “temporal”.

Lo que comenzó con la venta de electrodomésticos, motos eléctricas y autos, luego escaló a la venta de alimentos en los mercados, de móviles en ETECSA, y de otros artículos y servicios. 

En la cotidianidad el pago en CUC ha sido desplazado por los pagos con tarjeta y divisa extranjera.

La renta de autos en Cuba ya era un proceso complejo para los habitantes del país la mayor parte del año, dado que las agencias tienen poco coches en buen estado, y estos se suelen reservar a los turistas extranjeros o cubanos de visita desde el exterior.

Asimismo, la mayoría de los cubanos no cuenta con otras opciones para acceder a un coche de forma esporádica o permanente. La compra de carros dentro del país es casi imposible porque los precios que pide el gobierno por un auto usado son estratosféricos.

En febrero pasado un joven compró uno de estos autos de segunda mano, un Toyota Land Cruiser de 2011, y pagó nada menos que 80 mil dólares. 

A pesar de la realidad aquí descrita, el Gobierno cubano insiste en afirmar que la dolarización de la economía será transitoria. 

El vice primer ministro y titular del Ministerio de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, aseguró el pasado 15 de octubre que las tiendas en dólares son una medida provisional aunque, expresó, ni él mismo es capaz de aventurarse a decir cuánto van a durar.

“Es una medida transitoria, que se ajusta al contexto actual y es necesaria pero no deseable, que está cumpliendo un objetivo ajustado al momento que está viviendo el país”, subrayó al referirse a la crisis económica que vive la nación caribeña y que las autoridades justifican con la pandemia del coronavirus.

Precisamente la renta de autos se detuvo en Cuba con el cierre de fronteras del pasado mes de marzo por la emergencia sanitaria, y aunque el servicio ha sido parcialmente retomado con la reapertura de algunos aeropuertos, todavía no se ha generalizado al resto del país. 

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.