Cuba

Remesas: el Gobierno cubano debe ceder

Anuncios

Facilitar los envíos monetarios a Cuba es un asunto fundamentalmente humanitario y político.

Local de FINCIMEX. TODAY IN 24

Al menos un tercio de la población cubana recibe ayudas de sus familiares en el exterior. Más que nunca antes, las remesas son hoy un asunto humanitario, debido a su repercusión en el contexto de pobreza provocado por la inviabilidad socioeconómica del régimen.

Actualmente, las principales dificultades que enfrentan los cubanos residentes en el exterior en el envío de remesas son:

La forma de envío y el encarecimiento de los costos: una parte importante de las remesas familiares desde Estados Unidos se canalizaban por medio de Western Union, empresa de reconocimiento y alcance internacional. Sin embargo, la posición asumida por el Gobierno cubano al no excluir a FINCIMEX, entidad sancionada por Washington, del negocio de las remesas familiares, así como tampoco negociar con las partes una alternativa operativa, contribuyó a la salida de Western Union (WU) del mercado de las remesas cubano. La Habana tampoco buscó una alternativa operativa y jurídica viable para mantener el flujo de remesas a raíz de la salida de la WU.

La caída de ese canal formal dejó a muchas familias en la necesidad de buscar otras vías, sobre todo «informales», que también se verían afectadas por las limitaciones sanitarias, de vuelos y de movilidad impuestas por el Gobierno en el marco de la pandemia, asunto que además de provocar una fuerte escasez de dólares, generó el aumento de los costos y precios de envío, llegando a representar éstos hasta un 30% del monto de la transacción.

Todavía en el caso de Europa se mantienen algunas vías interbancarias con Cuba en plazos y precios más caros que a otros países de la región, pero que pueden considerarse razonables. La entrega de la moneda de origen, sin embargo, está condicionada a la disponibilidad de efectivo del banco cubano receptor.

Las dificultades propias del cambio de moneda: otro de los problemas acumulados de las remesas es el tipo de cambio dólar y euro a peso cubano aplicado en el sistema estatal, siendo escandalosamente diferente al valor del dólar en el mercado informal. Mientras el cambio dólar por peso en el sistema estatal está a 1 por 24, en el mercado negro ha llegado a alcanzar los 60 pesos en los últimos meses.

La suspensión del dólar: a partir del 21 de junio de 2021 el Gobierno cubano aplicó la suspensión temporal de los depósitos bancarios de dólares en efectivo, afectando a cuentas asociadas a tarjetas de débito en moneda libremente convertible utilizadas para comprar en los establecimientos mejor surtidos, pertenecientes a GAESA. Esta medida ha supuesto mayores costes de envío y de conversión monetaria para el familiar en el exterior.

Un asunto humanitario y político

Al menos en el contexto actual, el asunto de las remesas y envíos a Cuba es fundamentalmente humanitario y político.

Se puede anticipar que es muy difícil solucionarlo si no existe una conversación entre las partes involucradas en el proceso: gobiernos, operadores y cubanos exiliados.

La desidia desde el punto de vista pragmático con la que el Gobierno cubano trató el asunto a raíz del anuncio de sanciones por parte de la administración Trump, quizás fue un error de prospectiva creyendo que el asunto fluiría mejor con la nueva Administración. Pero nada más alejado de la realidad.

La suspensión temporal del dólar, además de reflejar la necesidad cortoplacista de recoger toda la divisa en circulación por la crisis de liquidez del país, es también una clara posición de fuerza frente a los esfuerzos que se pudieran estar realizando para «normalizar» la operatividad de los envíos de remesas por parte de la Administración de Joe Biden.

El restablecimiento del flujo normal de remesas a la Isla requiere de la voluntad política del Gobierno cubano, que debe dejar de usar más al pueblo como rehén.

El liderazgo de Estados Unidos es clave. En términos políticos, no podemos obviar que en el contexto actual una parte importante de los exiliados no entenderían que cualquier negociación se hiciera en secreto o que su resultado no limitara el grado de influencia o control del proceso de las remesas por parte del Gobierno cubano, incluso cuando existe conciencia de que es un asunto humanitario.

Es evidente que la limitación de esa influencia, de manera real y simbólica, pasaría por la salida de FINCIMEX de cualquier esquema, y también por lograr que las remesas sean entregadas en moneda fuerte.

Algunas propuestas para considerar

  • Unificar esfuerzos para restablecer lo antes posible las operaciones de Western Union u otros operadores internacionales de remesas familiares interesados en establecerse en territorio cubano.
  • Las remesas familiares tienen que ser entregadas a sus beneficiarios en dólares estadounidenses (USD), en otra moneda libremente convertible, o en moneda nacional (CUP) si es decisión del cliente receptor, en este caso, según una tasa de cambio que se corresponda con el valor real de la divisa en el mercado cubano. En una economía como la de la Isla, la tenencia de dólares en mano es fundamental.
  • Para garantizar el acceso a la familia cubana a los envíos de remesas de forma ágil, segura y a menor costo, se podría constituir como contrapartes y corresponsales de los operadores internacionales a las entidades cubanas Banco Popular de Ahorro y Banco Metropolitano, por contar con la infraestructura requerida para brindar el servicio a nivel nacional.

Por otra parte, es importante que cualquier acuerdo con estos bancos prevea su inmediata suspensión cuando existan indicios de “corralito financiero”, así como el pago de un interés razonable al receptor de las remesas en caso de que dichas instituciones demoren la entrega del monto enviado.

  • Una alternativa, o incluso vía concurrente, con el regreso de los operadores internacionales, podría ser que la operatividad se realice por medio de tarjetas de débito recargables desde el exterior. Esta solución tiene las limitaciones de que los proveedores privados cubanos de bienes y servicios no tienen la capacidad técnica y quizás económica para aceptar esa forma de pago por el momento. También presenta el problema de cómo obtener el dólar en efectivo, asunto que solamente podría solucionarse con la implicación del sistema bancario nacional cubano.
  • Otra vía, aunque difícil de aceptar por La Habana, sería la de autorizar que empresas de capital extranjero funcionen como agentes de entrega en la Isla.
  • Revisión integral de tasas, comisiones y costos operativos que permitan una disminución de los cargos financieros a las remesas, ampliando así el poder adquisitivo de la familia cubana.

A pesar del drama humanitario, la élite cubana se está tomando el asunto con calma. Obviamente su mentalidad extractiva y de suma cero no le permite ceder fácilmente en una negociación para mejorar la vida de los ciudadanos. En los próximos meses esa élite buscará acercarse más a los chinos; lo hará por necesidad, pero también para ver si Joe Biden pica el anzuelo. El norteamericano, por su parte, pareciera tener claro con quien está tratando, y debería insistir en ayudar al pueblo cubano de una manera en la que el régimen no se salga con la suya.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Entradas recientes

MINREX: los cubanos que tienen prohibido entrar a la Isla son ‘un grupo ínfimo’

Ernesto Soberón dice que es una medida que aplica a individuos 'vinculados a los sectores más reaccionarios de la ultraderecha… Leer más

26 segundos hace

EEUU exige en la ONU que La Habana respete el derecho de los cubanos a ‘manifestar sus aspiraciones’

'Es fundamental que la comunidad internacional alce la voz contra la represión y los arrestos masivos de los cubanos que… Leer más

12 mins hace

¿Y la “potencia médica” ? : Cubana se desangra en su casa y la ambulancia no llega

En las últimas horas ha estado circulando e n redes sociales el lamentable caso de una madre cubana que permaneció… Leer más

52 mins hace

Díaz-Canel se atreve en su discurso ante la ONU a defender la arcaica libreta de abastecimiento como la mejor forma de “garantizar la alimentación de toda la población”

El mandatario cubano Miguel Díaz-Canel se atrevió a defender públicamente y ante la 76 Asamblea General de las Naciones Unidas… Leer más

55 mins hace

¿De dónde vendrán los tomates que están vendiendo en Cuba?, porque por los precios parecen ser del Ártico

Cortesía Pedro Luis García Mi prima, que no es mi prima, pero la llamo así, amaneció queriendo comprar tomates. Como… Leer más

58 mins hace

Apagón termina con la vida de paciente de COVID-19 en Camagüey: “Estaba entubado, quitaron la corriente y se murió”

El Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de Cuba reportó este jueves 23 de septiembre un total de 6.935 nuevos contagios… Leer más

1 hora hace