Para poder lograr este “reordenamiento” de la economía, el castrismo deberá tomar decisiones que van contra su modelo político, dándole mayor participación al sector privado y entregando empresas destruidas a inversionistas extranjeros que puedan volver a impulsarlas.

El régimen de Cuba reconoció que los subsidios “innecesarios” han sido un error fatal para su economía por lo que ahora exigió a los cubanos “trabajar” para de esa manera, los altos dirigentes puedan seguir disfrutando de los placeres del poder. Alejandro Gil Fernández, Ministro de Economía y Planificación de Cuba, afirmó en el programa Mesa Redonda, que la idea es “motivar” a que el pueblo “trabaje” porque ve muy difícil “vivir en Cuba sin trabajar teniendo la capacidad de hacerlo”.

“Va a ser difícil vivir en Cuba sin trabajar teniendo la capacidad de hacerlo. Eso es una queja de la población y un elemento que debemos resolver. Hay muchas gratuidades, muchos subsidios y hay que buscar una manera de que la gente tenga realmente una motivación y necesite trabajar para poder vivir”, dijo el ministro comunista.

Afirmó que se continuará apoyando a las personas con necesidades especiales o aquellas que no puedan trabajar por algún tipo de discapacidad, pero por otro lado, llamó a toda la fuerza laboral cubana a ponerse “manos a las obras” sin siquiera ofrecer un incentivo necesario. La mayoría de los jóvenes en Cuba, buscan la manera de emigrar a otro país con mejores condiciones económicas y sociales, pues en la isla para ellos no existe futuro alguno gracias al sistema político.

Pese a esto, el ministro castrista continúa apelando a ellos para reconstruir la destruida economía comunista, diezmada por más de 60 años de políticas nefastas. “Nosotros brindamos todo el apoyo a los vulnerables, todo el apoyo a los presupuestos del Estado para las personas que tienen discapacidades, que no están aptas para el empleo. Le daremos todo el respaldo. Pero el que tiene las condiciones y está apto para trabajar, que lo haga”.

Para poder lograr este “reordenamiento” de la economía, el castrismo deberá tomar decisiones que van contra su modelo político, dándole mayor participación al sector privado y entregando empresas destruidas a inversionistas extranjeros que puedan volver a impulsarlas. Esto por supuesto conllevará a un aumento en productos y servicios ¿podrán los cubanos que ganan 30 o 45 dólares al mes con esta carga económica?

“Vamos a agradecer también el incremento salarial, porque creo que el hecho de que el salario sea la principal fuente de retribución de las personas, lo vamos a agradecer todos los cubanos y va a incentivar la motivación por el trabajo”, afirmó el Gil Fernández sin informar de cuánto sería.

El salario mínimo en América Latina es de 429 dólares en Uruguay y 400 en Ecuador, que serían los dos países del hemisferio con el mayor sueldo mensual. Cuba y Venezuela por su parte, están al fondo de esta lista. El país petrolero tiene un salario mínimo de siete dólares, mientras que el castrismo un poco más de 25, según el portal web Statista.

En ese sentido, el ministro indicó que para lograr una reforma salarial y monetaria, se eliminarán los subsidios. “Sin un desempeño favorable, sin una creación de riquezas no hay prosperidad. Por lo tanto, todo lo que hagamos para mejorar el desempeño económico del país, redunda en una mayor prosperidad para la población”.

Incremento de precios

Marino Murillo Jorge, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC), informó que dentro del plan del llamado “reordamiento monetario”, para acabar con la nefasta dualidad monetaria, se tiene previsto el incremento en los precios de los productos mayoristas y minoristas, hecho que impactará directamente en la vida de los cubanos.  Pese a todo esto, no se ha informado de cuánto sería ese aumento o de cuándo se llevará a cabo.

Tomado De Cubanosporelmundo

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.