Régimen enjuiciará a joven cristiano por negarse al Servicio Militar en Cuba

Anuncios

Aun con riesgo de caer en prisión, Oscar Kendri Fial Echavarría se niega a empuñar las armas, “fiel a sus principios y preceptos que dice la Biblia”

Uno de los líderes de jóvenes de un movimiento cristiano en el oriental municipio cubano Contramaestre, ha recibido durante todo un año el acoso constante de las autoridades del régimen para que asista al Servicio Militar Obligatorio (S.M.O.) y lo enjuiciarán este martes 22 de diciembre.

Aun con riesgo de caer en prisión, Oscar Kendri Fial Echavarría se niega a empuñar las armas, “fiel a sus principios y preceptos que dice la Biblia”, informó la youtuber cubana Ruhama Fernández, quien compartió un video con testimonios del objetor de conciencia y su padre que lo apoya en su resistencia.

“El Jefe de Sector [de la policía] me llevó una citación a mi casa. Entró y empezó a hablar alto y a decir que si no me presentaba me iba a meter preso. Yo le dije que no podía pasar el Servicio Militar por mis principios como cristiano”, explica Fial, quien pertenece la Iglesia del apóstol Valerio.

“No puedo coger arma en mi mano”, afirma convencido, y relata algunos de los promenores de su historia con el poder en la isla totalitaria.

“Ese día [del altercado en casa] fuimos a Fiscalía y lo denunciamos (…). Cuando vuelvo de Fiscalía, ese mismo día por la tarde, me lo encuentro [al oficial] en la panadería de la localidad y él me llama y me pregunta si había ido a presentarme a la policía y le dije que no (…) y entonces él empezó a decirme cosas, y a ofenderme”.

Oscar Kendri Fial refiere que acusaron al agente en otra instancia del Estado, y “sí le llamaron la atención y lo degradaron”. Sin embargo, el sistema continúa pretendiendo que el joven cristiano cumpla el S.M.O. y lo llamaron “a declarar”.

El 11 diciembre lo detuvieron y no lo liberaron hasta el día siguiente, luego de pagar una fianza de 1000 pesos y a la espera de un juicio que será este martes 22 de diciembre, por “desobediencia” al llamado del Servicio Militar Obligatorio.

El muchacho cuestiona que lo quieran forzar a entrar al ejército, “pero hay religiones que no lo hacen, como los Adventistas, Testigos de Jehová y Soldados de la Cruz de Cristo”.

El padre del joven objetor de conciencia, afirma que las autoridades “tienen que respetar sus principios como cristiano”. Refiere que a pesar de que él no es cristiano como su hijo, no está de acuerdo con el acoso al que lo han sometido “y que quieran imponerle algo que por sus principios no debe hacer”.

“Tampoco estamos en desacuerdo en que él cumpla algún servicio social, pero sin tomar armas, sin jurar, porque sus principios como cristiano no se lo permiten. Si nosotros debemos respetar todas las leyes, como lo hacemos, [los gobernantes] deben respetar sus principios, porque esas son sus leyes. La ley de dios que él tiene que respetar. El gobierno y todo el mundo tienen que respetar sus principios”.

El padre de Oscar Kendri Fial también critica que lo acusen de “desobediencia militar, cuando él todavía no es militar (…) él es civil”.

En el video de Ruhama Fernández se presentan como evidencias del acoso de la policía y las autoridades del régimen, las citaciones realizadas al joven, así como los recibos del pago de fianza.

“Desde hace un año está recibiendo constantes visitas, citaciones. Lo quieren tomar como un juicio modelo, porque muchos muchachos, jóvenes de la iglesia de él, van a tener que presentarse al Servicio. Entonces lo quieren tomar para escarmiento”, declaró Fernández a ADN Cuba.

Crece el rechazo a servir con las armas durante dos años al régimen. En La Habana, Osmel Adrián Rubio Santos, el más joven de los activistas que protestaron pacíficamente en la sede del Movimiento San Isidro (MSI) por la liberación del rapero contestatario Denis Solís, convocó a movilizar el rechazo popular al servicio militar obligatorio en Cuba.

“Amigos quiero hacer algo y necesito que me apoyen y que me den sus consejos por favor. Algo que a muchos de sus familiares jóvenes les va a beneficiar, pero quisiera que me dijeran cómo puedo hacer, pues quiero recoger la firma de todos los jóvenes cubanos que no estén dispuestos a empuñar armas a favor del régimen de la dictadura”, escribió Rubio en su perfil de Facebook.

Según afirmó el joven, sitiado por un operativo permanente de vigilancia policial que le impide salir de su vivienda (y varias veces detenido), el único objetivo del servicio militar en Cuba es “matar cubanos”.

Desde su negativa a pasar el Servicio Militar, Osmel Adrián ha sido acosado y amenazado por el régimen. El domingo 18 de octubre fue detenido por casi dos horas al salir de la sede nacional de las Damas de Blanco, en Lawton, adonde había acudido para dar a conocer en las redes sociales una nueva citación que le hicieron llegar las autoridades militares. 

Ello, como seguimiento a la carta que en septiembre entregó en el Comité Militar del municipio Cotorro, en La Habana, negándose a pasar el servicio militar bajo el actual régimen cubano. En la misiva, el joven expresó claramente que no empuñaría armas para defender al régimen comunista.

Tomado De ADNCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.