Régimen encubre cifras reales de contagios y muertes por Covid-19

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Anuncios

Transcurrido más de un año de la llegada de la Covid-19 a la Isla, la tasa de contagio continúa en ascenso. Varios cubanos y médicos denuncian que el régimen encubre las cifras reales de contagiados y fallecidos

Transcurrido más de un año de la llegada del nuevo coronavirus a la isla, la tasa de contagio continúa en ascenso. Al cierre de mayo el país acumulaba 138 899 casos de Covid-19 y 933 muertes asociadas a esta enfermedad.

El director de Epidemiologia del Ministerio de Salud Pública (Minsap), doctor Francisco Durán, en su habitual conferencia de prensa  transmitida por televisión nacional, catalogó  al mes de mayo como el más complejo y de mayor incidencia de la enfermedad en el país.

Las autoridades sanitarias de Cuba informaron este domingo el fallecimiento de otras 12 personas como consecuencia de la COVID-19 y el diagnóstico la víspera de 1 470 nuevos casos de la enfermedad, cuya transmisión autóctona en la isla no cesa. 

Con los nuevos positivos diagnosticados, la cifra más elevada desde el inicio de la pandemia en la isla, en marzo de 2020, los casos acumulados ascienden a 157 708, mientras que los fallecidos como consecuencia de la enfermedad suman 1 087.

No obstante, muchos cubanos consideran que el número de contagiados y muertos es mayor que el que reporta oficialmente el régimen. Antonio Fonseca, residente en el barrio Romerillo, conoció de una familia de cuatro personas que murieron en una misma semana, y no fueron reportados como fallecidos por Covid-19.

“Ese fue un caso que yo vi con mis ojos. Eran mis vecinos”, aseguró Fonseca. “¿Cuántos casos pueden haber en toda la Isla que no aparecen en las cifras que se informan?”, cuestionó.

Un hecho similar fue notificado en las redes sociales por José Bello Domínguez, quien denunció a las autoridades de Salud del municipio Artemisa, por encubrir la muerte por Covid-19 en el mes de mayo, de un “galeno residente en Güira de Melena, el doctor Cesar Mérida”. Según Bello, en el certificado de defunción se plasmó muerte por un paro respiratorio, nada asociado con la Covid-19.

“El doctor Cesar Mérida fue hospitalizado nuevamente el 20 de mayo, luego de haber sido dado de alta del hospital después de haber sido confirmado negativo al PCR. En el tiempo de hospitalización el galeno y su esposa fueron trasladados a cuidados intensivos en una institución médica del Mariel, donde se fue agravando rápidamente su cuadro clínico, hasta su fatídico deceso unos días después. Su esposa aún se encuentra en cuidados intensivos reportada de grave en ese hospital artemiseño. Este suceso ha llenado de dudas a los vecinos de Güira de Melena y el Mariel, con relación a los partes médicos y las cifras que emite el ministerio de salud”, refirió Bello en su publicación en Facebook.

En la localidad habanera de Jaimanitas también falleció el joven Ariel Maceda, luego de regresar de un Centro de Aislamiento y ser diagnosticado positivo al virus. Fue dado de alta el 24 de mayo y un días después falleció en su vivienda. Emitieron como causa de muerte, no al Covid-19, sino a complicaciones relacionadas con la diabetes, una enfermedad que comenzaba a desarrollar el joven.

Médicos cubanos denuncian irregularidades en protocolos sanitarios

Aramis Martínez Hernández, doctor cubano, a través de las redes sociales dejó claro las fisuras en los protocolos médicos en el hospital docente Julio M. Aristegui Villamil, en Cárdenas, Matanzas, donde trabaja.

Según Martínez Hernández, la irresponsabilidad sanitaria es la causa que él y otros profesionales de esa institución de la salud sean positivos al Sars-Cov-2.

Este doctor asegura que estuvo varios meses fuera de la Isla, en una misión médica de una brigada Henry Reeve, trabajando directamente con pacientes infestados con Covid-19 y jamás se contagió, una razón para afirmar que los protocolos cubanos están fallando.

En una sentida carta que publicó en su muro de Facebook, el galeno apuntó entre otras cosas:

“Existe una sola razón: los directivos del Partido, Gobierno y Sindicato no escuchan los reclamos que hacemos los médicos. Estuve 16 meses en Arabia Saudita, atendiendo pacientes de Covid-19 y jamás nos infestamos, porque se llevaban las medidas de protección e higiene y seguridad al detalle. Existían protocolos de infecciones. Se preparaba a todo el personal. Se le suministraban y exigían los medios de protección, nada de eso existen en nuestros hospitales”.

“El día que entramos a la sala, nos dieron un traje y un nasobuco (mascarilla sanitaria) para toda la semana de trabajo, en medio de decenas de casos positivos, y aunque pedimos y exigimos respuestas a estas violaciones de las normas sanitarias, nunca obtuvimos respuestas”.

“Conviví con otros médicos una semana en una sala sin un filtro de paso, en un pequeño cuarto de descanso, sin el distanciamiento correspondiente, cerrados,  con pésima climatización, era un caldo de cultivo inmejorable para la incubación del virus. Todos nos enfermamos. Ojalá llegue mi testimonio y el de los otros médicos enfermos, a los oídos de funcionarios de la OMS, la OPS y la ONU, porque en nuestro país solo tenemos cuadros dirigentes sordos a la verdad”.

Entre las arremetidas contra los médicos cubanos que han levantado su voz, para denunciar las irregularidades en el sector de la Salud relacionadas con el Covid-19, se encuentra la expulsión del doctor Alejandro Jesús Figueredo Izaguirre, quien a través de directas desde el hospital, denunció durante meses el pésimo estado de las instalaciones sanitarias, la falta de medicamentos, insumos y las violaciones de los protocolos instituidos para la lucha contra el coronavirus.

“Muchos pacientes que mueren, cientos, están reportados como fallecidos por neumonía post Covid y no aparecen en las estadísticas de muertes por coronavirus. Tengo los nombres y apellidos y lo considero un fraude mundial”, dijo a CubaNet en un reporte publicado en YouTube el doctor Figueredo Izaguirre, luego de ser expulsado de su trabajo por ‘contrarrevolucionario’, en la Resolución 82 del Ministerio de Salud Pública de fecha 20 de mayo de 2021, donde en su tercer Por cuanto especifica: ‘Este médico debe ser reprimido con la severidad que el momento histórico requiere, en aras de no permitir que se creen precedentes negativos dentro de nuestros colectivos laborales’”.

Pero al doctor Figueredo Izaguirre no lo callan. Continúa sus críticas sobre las ineficiencias del sistema de salud cubano:

“Existen centros de aislamientos con miles de pacientes que no son informados en los registros. Eso es violar la ética y los principios de un sistema de salud, por eso es que no se avanza en el combate contra el Covid-19 en Cuba. Todos los médicos honestos debemos unirnos, para denunciar todas las atrocidades que se están cometiendo en este país”.   

TOMADO DE ADNCUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.