Parece de película pero es de la vida real: para el régimen de La Habana es más fácil usar el absurdo de responsabilizar al gobierno estadounidense, que invertir en reparar las calles

La situación de las calles en el país es crítica y cada día empeora más a falta de inversión por parte del régimen. Donde quiera que se mira se ven incontables baches, algunos con décadas de existencia incluso, y a esto no escapan las vías de la provincia de Santa Clara, como reseñó el periódico estatal Vanguardia en un artículo publicado en su sitio web.

“Cada día se deterioran —y agravan—  las condiciones de las calles de Santa Clara. Ante las pocas acciones de mantenimiento y reparación, los baches crecen y «engordan» con el paso del tiempo”.

Según el mencionado medio, en un primer momento la causa fundamental es “el corte indiscriminado de calles y avenidas para la instalación de acometidas que acerquen el agua a las viviendas, en una ciudad donde las redes del acueducto tienen muchos años de explotación”.

La verdad detrás de esto es que luego de que terminan la instalación de las conductoras, “las vías quedan desprotegidas, al no sellarse adecuadamente el lugar intervenido”, y más tarde, con el ajetreo de los vehículos, “el área comienza a hundirse y aparecen los salideros, por donde se escapan cuantiosos litros de agua, en momentos que exigen ahorrar”.

Hasta aquí todo claro, pero el Vanguardia no pierde la oportunidad de justificar las ineficiencias del régimen y sus instituciones, pues según sus palabras, y como si este problema fuera algo con apenas seis meses de existencia, responsabiliza a la pandemia de la COVID-19, y como para no perder la costumbre señala también al gobierno de los Estados Unidos como el causante del mal estado en que se encuentran las calles en ese territorio, y el resto del país.

“Todos conocemos las limitaciones financieras y de recursos que atraviesa el país, agravadas por la COVID-19 y la crisis económica mundial, a los que se suma la imposición de medidas cada vez más severas, como parte del recrudecimiento del bloqueo contra Cuba”, escribe el periódico estatal.

Mientras tanto los baches, algunos nivel leyenda, continúan siendo un peligro potencial para choferes y transeúntes que circulan por estos lugares, sin dejar de mencionar las afectaciones al parque automotor, sobre todo en el sector privado, el cual en su mayoría no cuenta con los recursos económicos para reparar o dar mantenimiento a los vehículos.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.