El convenio fue cancelado en abril de 2019 por la administración Trump, al esgrimir que el régimen cubano obtendría ganancias económicas de los clubes que contrataran a los deportistas 

El régimen cubano está dispuesto a negociar con Estados Unidos su apoyo a la inclusión de peloteros cubanos en las Grandes Ligas, según trascendió este 5 de noviembre a través de medios oficialistas.

La posibilidad de incluir a los peloteros nacionales en la mejor competición del planeta y que estos puedan representar a la isla en eventos internacionales constituyen alternativas viables, de acuerdo con Raúl Fornés, vicepresidente primero del Instituto Cubano de Deportes (Inder).

El deporte cubano está preparado para renegociar un pacto y cerrar así un “largo ciclo de deserciones, riesgos y fuga de talento”, asegura Prensa Latina. “Tenemos la disposición de restablecer un acuerdo que se firmó, pero nunca llegó a ponerse en práctica”, afirmó Fornés en conferencia de prensa realizada en La Habana.

El objetivo es que “nuestros exponentes tengan la oportunidad de jugar en las Grandes Ligas, como lo hacen en certámenes de Japón y México, así como en otras zonas del mundo”.

La Federación Cubana de Béisbol y la oficina del comisionado de MLB firmaron en diciembre de 2018 un acuerdo que permitiría a los jugadores de la isla competir en EEUU sin renunciar a la ciudadanía y a través de cláusulas similares a las establecidas en las principales ligas profesionales del deporte.

Sin embargo, el convenio fue cancelado en abril de 2019 por la administración Trump, al esgrimir que el régimen cubano obtendría ganancias económicas de los clubes que contrataran a los deportistas. 

Después de anunciar el acuerdo en diciembre, el retroceso en Washington llevó a la liga a delinear en una carta de 10 páginas su argumento a favor del acuerdo.

“El objetivo”, dijo MLB, “es poner fin al peligroso tráfico de jugadores de béisbol cubanos que desean jugar béisbol profesional en Estados Unidos”. Según la MLB, los peloteros cubanos utilizaban a bandas de traficantes para salir de la isla y el acuerdo hubiese podido eliminar esa vía de escape.

Desde que se conoció la postura de la administración Trump, más de 50 peloteros han salido del país. En un inicio, la Federación cubana dio a conocer un listado de 34 jugadores, menores de 25 años, que podrían firmar como amateurs. De ellos, al menos siete ya están fuera: Daniel Condes, Raymond Figueredo, Norel González, Sergio Barthelemy, Carlos Pelegrín, Yoelkis Céspedes y Norge Vera Jr. Los últimos dos abandonaron la selección nacional que se encontraba preparándose, en Canadá, para los Juegos Panamericanos de Lima.

Tomado De ADNCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.