Según el opositor, el Departamento de la Seguridad del Estado lo habría amenazado con largas condenas en prisión y un posible asesinato, por “deber” tres multas de 200, 500 y 3000 pesos cubanos (CUP)

Ovidio Martín Castellanos. 

MIAMI, Estados Unidos.- Este sábado se presentó un cobrador de multas en la vivienda de Ovidio Martín Castellanos para notificarle la duplicación de una sanción que le fue impuesta en virtud del Decreto-Ley 370.

El pasado 1 de abril, Martín fue multado con 3000 pesos en CUP en la segunda unidad policial de Santiago de Cuba, conocida como El Palacete. Pese a que la sanción fue impuesta por dos trabajadores de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), estos desconocían la causa y alegaron estar cumpliendo órdenes del Departamento de la Seguridad del Estado.

Cinco días después, Ovidio fue detenido dentro de su vivienda, en presencia de sus hijos pequeños, y acusado de cohecho por supuestamente intentar sobornar a un funcionario de la Empresa Eléctrica.

Al ser liberado, Martín, que hasta ese momento fungía como uno de los coordinadores de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), declaró haber tomado la decisión de exiliarse con su familia.

“He tomado la decisión de pasar al exilio porque no tengo otra alternativa entre mi inminente encarcelamiento y el momento tan difícil que está atravesando mi familia. Mi esposa durante el parto adquirió una bacteria que estoy seguro fue inoculada. Varios meses después no se ha podido recuperar y está delicada de salud. Si voy a prisión ahora las consecuencias podrían ser fatales. He tomado esta decisión con profundo dolor y desde donde esté voy a seguir apoyando la causa”, declaró a CubaNet en aquel entonces.

Según el opositor, el Departamento de la Seguridad del Estado lo habría amenazado con largas condenas en prisión y un posible asesinato, por “deber” tres multas de 200, 500 y 3000 pesos cubanos (CUP).

“El día 6 de abril ellos —la policía política— me liberaron por la decisión mía de salir del país, pero a pesar de que esperaban que yo realizara el trámite migratorio, el proceso contra mí estaba abierto y se iba a mantener”, explicó esta mañana Ovidio Martín.

La multa de 3000 pesos impuesta por publicar contenidos en sus redes sociales en contra del régimen castrista se ha duplicado, y las amenazas son de ir a los tribunales si continúa negándose a pagarla.

“Ahora pretenden causar más tensión y sé que si no me exilio voy a prisión, pero todo está paralizado a causa de la pandemia”, indicó.

“Yo no he renunciado a mis principios, sigo siendo activista de UNPACU y promotor de Cuba Decide, lo que no coordino actividades por una cuestión moral y ética. Por eso están asustados, porque el régimen me quiere fuera del país o en prisión, en la calle no”, concluyó.

Ovidio Martín Castellanos fue sancionado en septiembre de 2019 a cinco meses de prisión, pocos días antes de que la UNPACU y Cuba Decide convocaran a salir a las calles con un girasol en la mano, un símbolo para exigir el cese de la represión contra el pueblo.

Tomado De CUBANET

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.