Régimen amenaza a carboneros cubanos para que levanten el paro laboral

El régimen cubano no permite que los trabadores protesten de manera pacífica reclamando sus derechos porque inmediatamente arremeten contra ellos y los catalogan de “contrarrevolucionarios” y de esta manera les aplican una medida en su contra para que no puedan seguir trabajando.

Los carboneros fueron amenazados por la Empresa Integral Agropecuaria para que suspendan la protesta. Foto: Composición CPEM

Los carboneros de las Tunas que están en paro laboral exigiendo que les aumenten el salario así como el pago de las primas pendientes, fueron presionados por el departamento económico de la Empresa Integral Agropecuaria para que suspendan la protesta.

El régimen cubano no permite que los trabadores protesten de manera pacífica reclamando sus derechos porque inmediatamente arremeten contra ellos y los catalogan de “contrarrevolucionarios” y de esta manera les aplican una medida en su contra para que no puedan seguir trabajando.

El pastor apostólico, Yoel Demetrio, presidente de la Iglesia Misionera de Cuba, institución que está apoyando a los obreros y sus familiares, fue quien detalló a Radio Martí que los trabajadores recibieron amenazas de los directivos de la empresa para que abandonaran el paro laboral.

 “Les dijeron que si continuaban haciendo eso serían vistos como “contrarrevolucionarios”, expresó Demetrio.

Posteriormente las esposas de los carboneros presentaron ante la Fiscalía Provincial de Las Tunas un documento que explica los motivos del paro laboral de los obreros.

“Un abogado les preparó toda la documentación y ellos, con esas presiones y temores, no quisieron ir a la Fiscalía para hacer la denuncia; sin embargo, las mujeres decidieron acudir ellas a la justicia”, reveló Demetrio.

Explicó que la fiscal se negó a recibirles la documentación que contenía el reclamo, sin embargo las mujeres no descansaron y protestaron hasta que les recibieron el documento y les respondieron que deben esperar 60 días para recibir otro tipo de respuesta.

Las esposas de los trabajadores luego fueron maltratadas ante el Órgano de Justicia Laboral de la empresa, donde fueron recibidas por el jefe de comercialización, Nelson Batista Serrano, y el director, Jaime García Oquendo.

El pastor apostólico que relató el caso dijo que los funcionarios las ofendieron y maltrataron porque habían hecho eco de la información del paro laboral, a través de las redes sociales y medios informativos y los catalogaron de “contrarevolucionarios”.

“Y entonces amenazan a esas mujeres, que ellos van al centro donde laboran los carboneros para decirles que si no trabajan les aplicarán una separación definitiva del puesto de trabajo”, indicó el religioso.

Situaciones como estas en relación con protestas laborales siempre son calladas por el castrismo con sus amenazas porque los trabajadores temerosos por no perder su puesto de trabajo entran en pánico y dejan pasar las irregularidades. En este caso, el paro laboral inició debido a que los carboneros cobraron solo 113 pesos cubanos y no recibieron el estipendio extra por las ganancias derivadas de las exportaciones en el año pasado.

Tomado De Cubanosporelmundo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.