Universidad de Sancti Spíritus

La rectora de la Universidad de Sancti Spíritus negó que exista coronavirus entre el profesorado de su institución, luego de que se expandieran rumores en la provincia de que una docente había dado positivo al COVID-19.

Naima Ariatne Trujillo Barreto, máxima autoridad de la Universidad José Martí Pérez, emitió declaraciones al periódico Escambray en las que recalcó que no se han incumplido ninguno de los protocolos de seguridad implantados en el centro.

“En la universidad no se violaron las medidas establecidas y, ciertamente, se declaró como sospechosa una profesora de la Facultad de Ciencias Técnicas y Empresariales, con quien se siguió todo el protocolo establecido. Se identificaron los contactos, entre los cuales, por supuesto, existían profesores de su departamento y de otros lugares de la universidad”, explicó.

Los falsos comentarios surgieron luego de que la joven Lisbel Valdés Leal, profesora de la citada facultad de estudios, fuera aislada como sospechosa de portar el coronavirus. A partir de ese momento muchos asumieron que el actual brote de la pandemia había llegado la casa de altos estudios.

El origen del incidente estuvo en una visita que la docente realizó a otra provincia y que al regresar, comenzara a mostrar síntomas respiratorios durante la pesquisa.

Actualmente se sabe que dio negativo al PCR en tiempo real. No obstante, tanto ella como sus contactos continúan aislados en sus casas, como medida adicional establecida en esos casos.

“Estamos muy satisfechos porque la profesora no está enferma, ni existe condición alguna que ponga en riesgo su vida, la de su familia, o la salud de los contactos identificados. Es cierto también que muchos profesores tuvieron que ser aislados, pero solo así se puede detener un virus tan contagioso como este”, apuntó Trujillo Barreto.

En la universidad siguen suspendidas las clases. Una vez que se reanuden, se efectuará un concentrado que debe durar dos semanas para concluir el curso 2019-2020, que debe durar dos semanas.

Continuará siendo obligatorio el uso del nasobuco en todos los espacios de la institución, así como la desinfección de manos, calzados y superficies con soluciones cloradas.

En la universidad siguen suspendidas las clases. Una vez que se reanuden, se efectuará un concentrado que debe durar dos semanas para concluir el curso 2019-2020, que debe durar dos semanas.

Continuará siendo obligatorio el uso del nasobuco en todos los espacios de la institución, así como la desinfección de manos, calzados y superficies con soluciones cloradas.

Según declaraciones de Manuel Rivero Abella, director provincial de salud, los dirigentes mencionados habitualmente se encuentran expuestos a riesgos de infección debido a que visitan lugares donde hay personas contagiadas, como centros de aislamiento y puntos de contención.

A pesar de los nuevos casos detectados, las autoridades provinciales anunciaron la reapertura de varios de sus hoteles en la ciudad cabecera y otros territorios.

Solo quedan excluidos de la venta de reservas los residentes de Yaguajay y Jatibonico, los dos territorios espirituanos con la más grave situación epidemiológica.

Tomado De CIBERCUBA

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.