Récord de apagones: una quincena con más de 1.000 megawatts de déficit en Cuba

Medio mes lleva la estatal Unión Eléctrica anunciando déficits de generación que suponen un tercio del consumo eléctrico nacional.

Apagón en Cuba. DIARIO DE CUBA

Medio mes lleva la estatal Unión Eléctrica (UNE) de Cuba anunciando déficits de generación por encima de los 1.000 megawatts, una cifra que es un tercio del consumo eléctrico del país, cuya demanda máxima es de 3.250MW, y que a inicios de esta semana pasó de los 1.500 en el horario pico.

La entidad estatal informó el miércoles que la afectación del martes se había extendido durante todo el día, pese a que el martes entró en servicio la Termoeléctrica Antonio Guiteras, de Matanzas, que estaría suministrando más de 200MW al sistema nacional.

El martes la mayor afectación en el horario de la noche fue 1.387MW, ligeramente superior a la esperada para el miércoles, cuando la UNE anunció 1.230MW de déficit al caer la noche y dispararse la demanda.

Fuera de servicio por averías permanecen las unidades 6 y 7 de la Termoeléctrica de Mariel, la unidad de la Otto Parellada, la 3 de Santa Cruz del Norte, la 4 de Cienfuegos, las 4 y 5 de Nuevitas, la 2 de Felton y las 4 y 5 de Renté. A estas se suma el mantenimiento que recibe la unidad 3 de la propia Renté.

O sea, 11 de las 20 unidades de generación en operaciones en la Isla están fuera de servicio.

Además, según la entidad las limitaciones en la generación térmica afectan 372MW, mientras que en la generación distribuida no están disponibles por avería 1.064MW y en mantenimiento hay 696MW.

«Para el horario pico se estima la entrada de la unidad 3 de la Termoeléctrica de Santa Cruz del Norte, con 60MW, la entrada de la unidad de Puerto Escondido, con 20MW, y la entrada de 115MW en motores diésel», indicó la UNE.

El propio miércoles, el periodista del Sistema Informativo de la Televisión, Lázaro Manuel Alonso, ofreció detalles que la UNE obvió en su parte diario: «El bloque 5 de Nuevitas entró en la madrugada, pero volvió a salir con salidero en caldera (ese bloque está más tiempo fuera por esa causa que aportando al sistema)».

Y agregó: «Hay 15 centrales de la generación distribuida paradas por combustible y 23 con bajas coberturas. Durante el día deben recuperarse 70MW a partir del abastecimiento de combustible. Continúan los trabajos en Céspedes 4 para, presumiblemente el domingo, sincronizar con 130MW».

Ante esa situación, que no ha hecho más que empeorar los extensos apagones que sufren los cubanos desde inicios del verano, decenas de personas descargan su frustración cada día en el muro de Facebook de la UNE.

«Ay, por favor, una solución rápida. El cuerpo se desgasta, ya no se piensa con claridad, el calor, mosquitos, jejenes, no hay descanso», enumeró Vivian Batista Machado.

Mientras que Norka Pérez del Valle apuntó: «Creo que estoy involucionando. Si Guiteras sincronizó, no entiendo por qué hoy estamos peor. O es todo mentira».

La desconfianza con los partes informativos de la UNE forma parte de muchas de las quejas. «Todos los días entran uno o dos bloques de termoeléctricas y no disminuye el déficit de generación. Debo regresar a la escuela, mis matemáticas no sirven ya», ironizó Dany Echeverría.

Y Enrique Castellanos Val sumó: «Esos megawatts no bajan nunca de 1.000, y tampoco logramos mantener o entrar nuevas unidades. Así que, cubanos, vamos por más, hasta el infinito y más allá serán estos eternos apagones».

Yaquelín Rodríguez, quien no aclaró cuál es el territorio donde reside, pidió: «Yo quisiera que dieran un día en vez de todos esos datos el tiempo de interrupción de cada provincia. Por ejemplo, ayer yo tuve 14 horas y hoy veremos la verdad».

Y Ketty Valdés: «Me resulta irrespetuoso para toda la nación cubana, claro, quitando a La Habana, que los apagones en todas las provincias sean entre 16 y 18 horas y que sencillamente pasen este parte viejo y en el noticiero no se dice absolutamente nada. Creo que uno de los grandes problemas que hay en Cuba es la generación eléctrica; entonces hay que dar información diaria al pueblo de qué se está solucionando, porque hoy por hoy el noticiero carece de valor informativo, igual que la programación televisiva, que solo se puede disfrutar en La Habana».

Ante ese panorama, el pasado lunes el Gobierno cesó al ministro de Energía y Minas, Liván Arronte, y al director general de la Unión Eléctrica de Cuba (UNE), Jorge Armando Cepero Hernández. 

El ministro saliente había dicho en varias ocasiones que de las 20 unidades de generación que operan en Cuba, 19 tienen más de 37 años de operación como promedio. «Una central termoeléctrica está diseñada para unos 25 años», señaló, y hoy hay «16 fuera de su ciclo de mantenimiento capital».

Los largos apagones han colmado la paciencia de los cubanos, que durante semanas se han lanzado a las calles en decenas de ciudades y pueblos de casi todas las provincias a exigir «¡Libertad!» Ello ha puesto en jaque al régimen.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%