‘Rechazo y desconfianza’: las reacciones de opositores cubanos a la ayuda humanitaria ofrecida por EEUU

Varios opositores cubanos desconfían de si esa ayuda llegará a los más necesitados, ‘se necesitan garantías para que el Gobierno cubano no se beneficie de ella’ considera el periodista Boris González Arenas.

Trabajadores de la USAID trasladan ayuda humanitaria. GOBIERNO DE VENEZUELA

La noticia de que el Gobierno de Estados Unidos enviará dos millones de dólares en ayuda humanitaria para el pueblo cubano a través de ONG independientes ha suscitado el rechazo o —al menos— cierta reserva por varios miembros de la sociedad civil y la oposición en la Isla, según recoge RadioTV Martí.

En declaraciones ofrecidas a ese medio estadounidense, el colaborador de DIARIO DE CUBA Boris González Arenas consideró que »si bien la ayuda es necesaria, se necesitan garantías para que el Gobierno no se beneficie», dijo.

«Esta es una medida de amortiguamiento; o sea, en Pinar del Río ahora mismo llevan tres semanas sin luz; en Pinar del Río en este momento se está viviendo en la prehistoria de la civilización, y eso necesita asistencia», expresó Gonzalez Arenas.

«El castrismo tiene no sólo un sistema de instituciones, sino también una sociedad civil falsa creada por ellos que, si los Estados Unidos ponen dinero ahí, o la Unión Europea pone dinero ahí, sin dudas el castrismo se lo va a robar. Pero los ciudadanos de Pinar del Río sí necesitan esos beneficios que los Estados Unidos pueden dar ahora», opinó el también opositor sobre el posible desvío por parte del gobierno de esa ayuda humanitaria.

Para la historiadora del arte y activista Carolina Barrero el hecho que el canciller Bruno Rodríguez agradeciera públicamente la ayuda ofrecida por el Gobierno de Estados Unidos demuestra que »la criminalización del régimen a quienes reciben ayudas de las agencias de cooperación norteamericanas NO tiene credibilidad o validez. Nunca la tuvo. La lógica de esa criminalización es parte de la ficción totalitaria, polarizante y embaucadora», escribió en su perfil de Facebook.

Más directo en su crítica fue el activista Adelth Bonne Gamboa, residente en La Habana, al expresar: »me queda claro que el Gobierno de EEUU apoya a la dictadura cubana con total descaro, incoherencia e impunidad. (…)» a lo que añadió »me da mucha rabia por los hermanos que han salido a las calles todo este tiempo , por los tantos presos políticos (…) para que ahora los que supuestamente nos ayudan a la hora de luchar contra nuestro verdugo, le den la aspirina para aliviarle el dolor que tantos golpes, prisioneros y hasta muertes por casi 70 años nos ha costado darle», sentenció este activista en su perfil de Facebook.

Por su partem la historiadora del arte Anamely Ramos cuestionó la labor de la Cruz Roja, quien será una de las organizaciones encargada de canalizar la ayuda norteamericana dentro de Cuba: »La Cruz Roja al parecer responde a la llamada de Estados Unidos y no a una parte de la sociedad civil cubana, como mismo el régimen cubano pide y acepta una ayuda de Estados Unidos antes que de la sociedad civil cubana en el exilio» criticó la activista.

»Estos detalles también son parte y causa del mal original porque no se reconoce y atiende a la sociedad civil cubana, que se opone a la dictadura y que con sus organizaciones y grupos hace una labor enorme, muy peligrosa a veces, para contar y actuar frente a las múltiples violaciones de los derechos humanos en Cuba», dijo la exintegrante del Movimiento San Isidro.

A estas críticas se suma que las donaciones humanitarias de EEUU a Cuba llegaron a ser en el primer semestre de este año de 12 104. 977 dólares, una cifra superior al monto total de la suministrada en el 2021 de 11. 074.090 dólares, de acuerdo a un informe del Consejo Económico y Comercial Cuba-EEUU.

De manera general, el régimen de La Habana maneja las ayudas humanitarias con muy poca transparencia y en la mayoría de los casos le vende los productos donados a la población.

Existen varias denuncias que donativos en alimentos y otros productos procedentes de México, Rusia o Vietnam luego han sido puestos a la venta, en algunos casos incluso en las tiendas MLC, a las cuales solo pueden acceder los cubanos que sus familiares o amigos le envían remesas en divisas extranjeras desde el exterior.   

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%