Rapero cubano Osvaldo Navarro detenido tras anunciar su participación en marcha de noviembre

El músico contestatario fue detenido tras anunciar que firmó la carta que notifica de la manifestación a las autoridades

Osvaldo Navarro, rapero contestatario. (Foto: Osvaldo Navarro Veloz-Facebook).

El rapero cubano Osvaldo Navarro, mejor conocido como NavyPro, integrante del proyecto DiVerso del Comité Ciudadanos Por la Integración Racial, fue detenido este viernes por la Seguridad del Estado.

El activista permaneció alrededor de cuatro horas detenido, tras ser abordado por las autoridades cubanas justo después de que se hiciera pública su participación en la marcha pacífica programada para el próximo 20 de noviembre.

Al ser detenido, se acababa de dar a conocer que firmó la carta mediante la que se notificó a las autoridades de La Habana sobre la marcha.

La activista Marthadela Tamayo, pareja de Navarro, dijo a Diario de Cuba que el rapero contestatario fue detenido alrededor de las 7:20 pm en los alrededores de su domicilio, mientras se dirigía a hacer ejercicio.

“Llegó a la casa sobre las 11:30 pm. No tiene servicio de telefonía móvil, ni acceso a datos de internet desde entonces. Se lo han cortado”, denunció Tamayo.

También detalló que Navarro estuvo detenido en la estación de la Policía de Alta Habana.

“El asunto es que él promueve la marcha con su firma en la carta. Ellos (la Seguridad del Estado, el régimen) no estarán de acuerdo con marcha alguna”, sentenció.

“Diariamente es un acoso y represión constante con las y los cubanos valientes que luchan porque se respeten sus derechos”, agregó Tamayo.

La marcha pacífica convocada por la plataforma ciudadana Archipiélago para el próximo 20 de noviembre ya ha sumado participantes en La Habana, Holguín y Villa Clara.

La iniciativa cuenta con el apoyo de varios sectores de la sociedad civil independiente del país, incluyendo al Consejo para la Transición Democrática de Cuba (CTDC).

El régimen cubano ya se pronunció contra la realización de la marcha pacífica del 20 de noviembre en su prensa oficial.

Desde la página Razones de Cuba, anunció que la marcha “no va a pasar”. También en un texto publicado el jueves arremetió contra el dramaturgo Yunior García, impulsor de la iniciativa, a quien llamó “nuevo Judas Iscariote del pueblo”.

Aunque el derecho a la manifestación está amparado por la Constitución de Cuba, el gobierno se niega a reconocerlo.

Una de las excusas para no permitir las manifestaciones sin prohibirlas abiertamente es la pandemia de COVID-19.

Según las autoridades, debido a la crisis sanitaria que enfrenta el país, no sería prudente realizar una congregación pacífica.

Este argumento, sin embargo, no considera las aglomeraciones que el gobierno organizó después del 11J para reafirmar su gran número de “seguidores”, ni las largas e inevitables colas para comprar alimentos.

La crisis sanitaria tampoco fue un impedimento para que el gobierno anunciara la apertura de las fronteras, a pesar del gran incremento en los casos de COVID-19 que se dio a causa del recibimiento de turistas internacionales desde noviembre del 2020.

TOMADO DE PERIODICOCUBANO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%