¿Quieres comprarle un rico cake o unos dulces finos a tu familia en Cuba? El Gobierno los vende por Internet y en dólares porque allí sí no hay falta de harina

  • Categoría de la entrada:Cuba / Las Tunas
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

A pesar de que el Gobierno cubano anunció que el país está enfrentando una gravísima escasez de harina de trigo, razón por la que supuestamente disminuyó un gran porcentaje de la oferta de pan y demás derivados con venta liberada y normada para el pueblo, las tiendas virtuales estatales parecen no experimentar la situación, pues nuevas y caras ofertas en dólares de dulces y cakes en la plataforma Bazar Regalo se han lanzado.

Aún cuando los dulces solo parecen poder comprarse para clientes que residan en Las Tunas, la restricción nada tiene que ver con la primerísima calidad que muestra el cake de merengue relleno de mermelada de guayaba (1.200g) de 19,99 USD o el relleno de crema de fresa (1.300g) de 21,24 USD, también disponible con crema de vainilla.

La apetitosa cuña de merengue rellena de guayaba (800g) cuesta 10,50 USD y el surtido de 9 dulces capitolio cuesta 12,10 USD. La dulcería privada Riki Choco, en la capital provincial, es la encargada de elaborar estas deliciosas ofertas.

Bazar Regalo funciona como un Amazon cubano, donde se puede comprar todo lo esencial y hasta no esencial para vivir, y donde exponen sus productos tanto empresas estatales cubanas como trabajadores privados.

Esos productos se pueden pagar desde el extranjero con tarjetas Visa, Visa Electron, MasterCard y Maestro, siempre para destinatarios en Cuba.

Las autoridades cubanas están desesperadas por obtener dólares luego de que las sanciones de Estados Unidos restringieran los envíos de remesas y la pandemia del coronavirus empeorara la profunda depresión económica ya existente y pusiera un cese al turismo internacional.

A pesar de que se haya inaugurada una cadena de tiendas dolarizadas en medio de la crisis epidemiológica en la que se venden mejores productos que en los mercados convencionales, los cubanos llevan quejándose sobre el desabastecimiento de esta oferta superior en las últimas semanas.

El tema del pan se ve comprometido en toda la isla por la escasez de harina de trigo y su sustitución por harina de maíz, calabaza o yuca, propuestas de la estatal Empresa Cubana del Pan para encontrar “extensores” con los que suplir la demanda.

La directora de inspección de la Oficina Nacional de Inspección Estatal, María de los Ángeles del Rey Batista, admitió que, en los estudios e inspecciones que ha llevado a cabo su entidad en aras de controlar la calidad del producto elaborado con la ingeniosa fórmula, se han evidenciado leves diferencias en el sabor, a raíz de que la granulación de la harina de maíz genera cambios en la corteza.

Agregó que, amén de que la muestras evaluadas en los laboratorios cumplen con la calidad requerida, el pan fabricado “ha mostrado ser un poco ácido” en algunas provincias.

Entretanto, ni siquiera la bolsa negra garantiza la harina de trigo, pudiéndola adquirir con dificultad a 30 CUP la libra.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.