¿Qué pasó con Humberto López que lleva varias semanas sin aparecer antes las cámaras con sus polémicas acusaciones?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Cuba
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

El portavoz por excelencia en la actualidad del oficialismo cubano, Humberto López, ha logrado brillar por su ausencia (literalmente), y es que al pseudo-periodista preferido del Gobierno no se le ve desde hace semanas haciendo su sección habitual del Noticiero Nacional de la Televisión Cubana (NNTV) en su emisión estelar.

Aunque no aparezca como protagonista televisivo de la campaña propagandística ofensiva gubernamental contra opositores y delincuentes, López continúa llevando su programa Hacemos Cuba, dedicado a explicar temas legislativos. Su repentina desaparición parcial del ojo público ha dejado desconcertados a muchos televidentes.

Cada lunes y jueves emitía partes de información relevante sobre aquellos que “pretenden subvertir el orden interno en Cuba” y sobre sus supuestos vínculos ideológicos y monetarios con el Gobierno de Estados Unidos y con la comunidad cubana en el exterior de la isla.

La frecuencia de sus apariciones en la televisión estatal comenzó a decaer cuando tuvo un altercado físico con la reconocida activista independiente e representante de la oposición al Gobierno, Yeilis Torres Cruz, el pasado 8 de mayo.

El vídeo de Torres donde López se veía saliendo de la casa de una presunta amante en la capital cubana, se hizo viral con extrema rapidez. Los últimos momentos del vídeo mostró a López tratando de arrebatar el teléfono de la activista y el inicio de un leve forcejeo.

En una transmisión en directo posterior al suceso, la también miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) contó que fue golpeada por López hasta que una persona intervino.

Por supuesto, entidades y figuras importantes del oficialismo cubano defendieron a Humberto López a capa y espada, como Abel Prieto y la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), pero el director del portal oficialista CubaSí, Manuel Henríquez Lagarde, calificó a Torres como una “prostituta” y aseguró haber desenterrado muchos trapos sucios de su pasado (lo que Torres negó luego).

Ella fue detenida por la Seguridad del Estado días más tarde en un centro del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI) en 100 y Aldabó, y fue trasladada esta semana a la Prisión de Mujeres de Occidente en el Guatao (La Lisa, La Habana), bajo cargos de “delito de atentado”.

López no salió nuevamente en el Sistema Informativo de la Televisión Cubana, sino en el programa Hacemos Cuba, para lanzar expresas amenazas contra los opositores cubanos dentro y fuera de la isla, exponiendo el arsenal legal con el que cuenta el Gobierno cubano para extraditarlos y apresarlos.

Su espacio en el Noticiero Nacional no fue retomado hasta el 27 de mayo, cuando aseguró haber recopilado “muchísima información” y cargó contra la artivista Tania Bruguera, el analista Carlos Alberto Montaner y el historiador Armando Chaguaceda.

Su última aparición en esta sección fue el 31 de mayo, hace un mes, en la que abordó el mismo tema; pero aunque su poca presencia televisiva sugiera que fue amonestado de alguna forma por sus superiores, sus polémicas agresiones no lo han limitado para recibir reconocimientos a su labor por parte de la Unión de Juristas de Cuba, la que le otorgó la Réplica del Machete Martiano en el Día Nacional del Jurista (8 de junio).

La sección de López en el NNTV no ha sido retomada por ningún otro vocero, esa donde “difama, insulta, incita abiertamente a la violencia y al crimen (…) y asesina la reputación” de aquellos que manifiestan que piensan diferente al Gobierno, a decir del periodista independiente Roberto Álvarez Quiñones.

El ahora miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) tampoco apareció en la emisión estelar del NNTV de ayer jueves, cerrando esta semana sin declaraciones y amenazas explícitas contra la oposición al Gobierno cubano.

TOMADO DE CUBACUTE

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.