¿Qué hacen dos espías cubanos en un cayo?

Ramón Labañino y Antonio Guerrero se dejan fotografiar en instalaciones de la sucursal extrahotelera Palmares de Ciego de Ávila.

Los espías cubanos Antonio Guerrero y Ramón Labañino en Cayo Guillermo. SUCURSAL PALMARES CIEGO DE ÁVILA/FACEBOOK

Los espías cubanos Ramón Labañino y Antonio Guerrero visitaron instalaciones de Cayo Guillermo, uno de los destinos de Ciego de Ávila promovidos por el Ministerio de Turismo de Cuba, abierto a los viajeros internacionales incluso en picos de pandemia en la Isla.

Imágenes compartidas por la sucursal del grupo estatal Palmares en Ciego de Ávila muestran a Labañino y Guerrero en el delfinario de Cayo Guillermo, al norte de la referida provincia, vestidos con ropa veraniega o de baño y sin nasobucos en algunas de las fotos. Guerrero lleva puesto un chaleco salvavidas en una de las imágenes. 

«Visitan dos de los cinco héroes, Ramón y Tony, Delfinario de Cayo Guillermo, la Patria os contempla orgullosa»escribió el grupo turístico en su perfil de Facebook.

En comentarios a la publicación, la usuaria de Facebook Anailid Bauta Chacón escribió: «¡¿La patria los contempla orgullosa?! Con esa buena vida cualquiera es patriota»

«¿Será por eso que muchos cubanos ya no son comunistas? ¿Será porque millones de cubanos no pueden ir a sitios como esos donde hay que pagar con dinero gusano? A meditar», añadió.

Para Carlos Torres, «con esa buena vida cualquiera es héroe y comunista. Sin palabras».

Labañino y Guerrero, así como Gerardo Hernández, René González y Fernando González, miembros de la denominada Red Avispa, fueron enjuiciados y sentenciados por espionaje en Estados Unidos en 2001.

El régimen cubano, con el difunto Fidel Castro a la cabeza, lanzó una intensa campaña internacional por la liberación de los agentes. Fueron nombrados Héroes de la República de Cuba.

Dos de ellos, René González y Fernando González, cumplieron sus condenas y regresaron a la Isla, mientras que Hernández, Labañino y Guerrero fueron indultados en 2014 por la Administración de Barack Obama dentro de las negociaciones que desembocaron en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

Desde su regreso a la Isla, el Gobierno «ha colocado» a los espías en altos cargos. Fernando González Llort actualmente es presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP). René González Sehwerert es vicepresidente de la Sociedad Cultural José Martí; Ramón Labañino, licenciado en Economía, es vicepresidente de la Asociación Nacional de Economistas de Cuba (ANEC), y Gerardo Hernández, el cabecilla del grupo, es actualmente el coordinador nacional de los CDR, el mayor sistema de delación del régimen.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%