¿Qué hace el viceministro de las Fuerzas Armadas de Cuba en Sudáfrica?

Mientras los intereses de las FAR en esa nación se tambalean, una visita de alto nivel de los militares de la Isla despierta suspicacias.

Joaquín Quinta Sola durante una parada militar en Sudáfrica. @SANDF_ZA

El general de Cuerpo de Ejército y viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba, Joaquín Quinta Sola, está de visita oficial en Sudáfrica, una nación con la que los militares de la Isla tienen estrechas relaciones políticas y también de negocios.  

La visita, que no ha sido reportada por los medios oficiales cubanos ni anunciada en las redes sociales del Ministerio de las Fuerzas Armadas (MINFAR), se produce por invitación del general sudafricano Rudzani Maphwanya, jefe de la Fuerza de Defensa Nacional local.

Los medios sudafricanos, la única fuente de información pública sobre la visita del militar cubano, quien está acompañado por otros nueve altos oficiales, no precisan las razones del viaje de los uniformados de la Isla.

El sitio web Defence Web se limitó a informar que los militares sudafricanos, Quinta Sola y su delegación «deliberaron sobre temas de interés bilateral e internacional», así como «intercambiaron puntos de vista» para garantizar un mayor «florecimiento» de las relaciones militares entre Cuba y Sudáfrica.

No obstante, dado que en ese país y Cuba se celebra el aniversario 47 de la llamada Operación Carlota, la mayor intervención militar cubana en el extranjero, que comenzó con la orden de Fidel Castro de enviar tropas a Angola el 5 de noviembre de 1975, y se extendió hasta 1991, la presencia de los altos mandos se justifica.  

Mas, los intereses de las FAR en Sudáfrica se tambalean desde que en 2021 los negocios entre ambas fuerzas militares se convirtieran en asunto de debate frecuente en el Parlamento de la nación africana.

En concreto, la denominada Operación Thusano, por la que decenas de técnicos cubanos reparan equipamiento militar en ese país y militares sudafricanos reciben cursos y adiestramiento en Cuba, debe finalizar en 2025. Por esa razón, en el verano Pretoria lanzó una licitación para empresas interesadas en asumir el mantenimiento y reparación de «varios vehículos militares» de su parque.

El Thusano, por el que desde 2015 las FAR de la Isla habrían ganado unos 100 millones de dólaresha sido calificado como un fracaso por la oposición política de la nación africana.

Kobus Marais, responsable del partido Alianza Democrática (DA) para asuntos de Defensa y Veteranos Militares y principal crítico de los negocios de Pretoria y La Habana, señaló que alrededor de 140 cubanos estarían dedicados a hacer el trabajo de reparación y reacondicionamiento de vehículos militares y a simultáneamente transferir habilidades al personal del Cuerpo de Servicios Técnicos del Ejército.

«Mi información es que tendremos cubanos en Sudáfrica hasta fines del próximo año y no serán reemplazados por otros», apuntó Marais en junio último.

A inicios de junio, el legislador denunció que el estado técnico del equipamiento militar local era desastroso, después de revisar la abundante documentación puesta a disposición del Parlamento sudafricano desde que en 2021 se destapara el escándalo por la compra del fármaco Heberon Alpha R2 B a La Habana, y que acabó en el descubrimiento de una operación fraudulenta que repercutió en pérdidas millonarias para ese país.

«El equipo de misión principal de las Fuerzas Armadas de Sudáfrica está en una situación lamentable: roto, fuera de servicio o pudriéndose. Este es un estado de cosas vergonzoso, que nos expone a estar mal preparados en tierra, aire y mar», aseguró.

De acuerdo con Marais, pese a que la Operación Thusano vendría a garantizar, con la contratación de técnicos de la Isla, la puesta al día de buena parte del equipamiento militar local, si Sudáfrica se encontrara bajo ataque militar hoy «es difícil saber si la SANDF estaría en condiciones de repeler cualquier amenaza de manera efectiva, considerando sus vulnerabilidades bien documentadas y el rápido deterioro de la preparación para la defensa».

«Parece que si bien la Fuerza de Defensa de Sudáfrica (SANDF, por sus siglas en inglés) no pudo encontrar el dinero para los gastos esenciales, sus líderes hallaron y aseguraron fácilmente el dinero para pagar a los cubanos. Se abusó de los contribuyentes sudafricanos para asegurar que Cuba prospere. Aparentemente, la lealtad de los líderes de Sudáfrica está con Cuba antes que con el país. Mientras se vierte dinero en Cuba, nuestros propios hijos se mueren de hambre y reinan el desempleo y la desesperanza», advirtió.

Sin embargo, en junio la ministra de Defensa y Veteranos Militares, Thandi Modise, dijo que había «relaciones históricas» entre Pretoria y La Habana y que «nada cambiaría».

Es de esperar que el delicado tema haya sido abordado por Quinta Sola en su visita a Sudáfrica. Pero aunque el resultado de esas conversaciones nunca se divulgue, las próximas decisiones que tome Pretoria pondrán en evidencia hasta qué punto los lazos entre ambos ejércitos siguen firmes.

TOMADO DE DIARIODECUBA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

%%footer%%