A primera vista se podría pensar que el interés del castrismo en acercarse al bloque comercial tiene que ver con el elemento económico.

LA HABANA, Cuba.- En su edición del domingo 13 de septiembre el periódico Juventud Rebelde anunció la adhesión de Cuba al Tratado de Amistad y Cooperación de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), esa organización intergubernamental integrada por diez países: Brunei, Cambodia, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Singapur, Tailandia y Vietnam.

A primera vista se podría pensar que el interés del castrismo en acercarse al bloque comercial que también constituye la ASEAN tiene que ver con el elemento económico. Sin embargo, las estadísticas ponen en tela de juicio tal hipótesis, al menos si nos atenemos al pasado reciente.

De acuerdo con datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), durante el quinquenio 2013-2018, solo Vietnam clasificó entre los diez primeros socios comerciales de la isla. Singapur alcanzó el lugar 21, Indonesia el 40, y Filipinas se colocó en el sitio 58. El intercambio comercial de Cuba con el resto de los integrantes de la ASEAN fue tan bajo que no aparecen registrados en el documento de la ONEI.

Por otra parte, la manera de concebir el comercio internacional difiere sobremanera entre Cuba y las naciones del referido bloque. Porque los integrantes de la ASEAN son activos practicantes del libre comercio. Primeramente redujeron casi todos los aranceles hacia el interior del bloque, y en un segundo momento han firmado acuerdos de libre comercio con otras naciones, con la consiguiente disminución también de las trabas arancelarias. ,

Australia, India, Japón, Corea del Sur, Nueva Zelanda y China, entre otros han sido los países firmantes de acuerdos de libre comercio con la ASEAN. Específicamente en el caso de China, las manufacturas de los integrantes de la ASEAN encuentran últimamente un vasto mercado en el gigante asiático, debido a la estrategia de los dirigentes chinos por potenciar su consumo interno.

En cambio, Cuba nada tiene que ver con el libre comercio. Los gobernantes castristas, más allá de una táctica coyuntural debido a la endeblez de sus finanzas externas, insisten en la estrategia de la sustitución de importaciones, con lo cual condenan a los ciudadanos de la Isla a una permanente escasez de bienes de consumo, o en el mejor de los casos a consumir artículos de pésima calidad.

Entonces, ¿qué habría motivado a los gobernantes cubanos buscar un acercamiento con la ASEAN si tenemos en cuenta que, excepto con Vietnam y Laos, sus relaciones políticas con el resto de las naciones de ese bloque no son muy estrechas?

Para hilvanar una posible respuesta no sería ocioso destacar el creciente aislamiento que va experimentando Cuba, y junto a ella la izquierda más radical, en la región latinoamericana.

El  ALBA se halla en una cuerda floja a raíz del tambaleo que experimenta Nicolás Maduro en Venezuela, mientras que de la rimbombante Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), ese intento castro-chavista de crear una alternativa a la OEA, ya nadie habla.

Además, algunos gobernantes que asumieron el gobierno perteneciendo a partidos políticos de izquierda, han cambiado o matizado su ideología una vez llegados al poder. El caso más llamativo es el de Lenín Moreno en Ecuador. Pero también habría que incluir en esta relación al mexicano Andrés Manuel López Obrador, quien ha valorado más las ventajas que para su país arroja el tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, que andar a la zaga de las aventuras de La Habana y Caracas.

Y como otra muestra del aislamiento del castrismo, el cubanoamericano Mauricio Claver-Carone, un político sumamente crítico del régimen cubano, recibió el respaldo de la mayoría de las naciones del hemisferio para presidir el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Así las cosas, en cualquier momento vemos a los gobernantes cubanos solicitando el ingreso a la Liga Árabe o a la Organización para la Unidad Africana (OUA).

Tomado De CUBANET

Por

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.